miércoles, marzo 29, 2006

Elvis desencadenado

Nunca he sido yo muy fan de Elvis Presley, la verdad, aunque, como a todo el mundo, me gustasen algunas canciones concretas. Sí, las mismas que tenéis en la cabeza.

Estamos acostumbrados a ese Elvis crepuscular, hinchado de pastillas, que se paseaba por los escenarios vestido con un chándal de lentejuelas. No es como para pensar que el tipo era un gran artista, a menos que nos refiramos a su tamaño.

El caso es que el otro día el amiguete Rafa Fortis me pasó un enlace con una interpretación de Elvis en Las Vegas. Lleva lentejuelas, está hinchado, las patillas le cubren la mitad de la cara y, en efecto, parece medio colocado. Y sin embargo me ha hecho apreciar más a Elvis y me ha reconciliado (un poquito) con la música:



Elvis canta Suspicious minds con un convencimiento estremecedor. La versión es ligeramente más rápida que la “oficial” y mucho más dinámica; está llena de energía. Como el propio Elvis, que se muestra desencadenado, recorre el escenario, se empapa de la canción, exagera en cada verso, baila como si estuviese haciendo una parodia de Elvis y se divierte como un enano (atención al susto que les da a las del coro). En fin, que demuestra que la música le gustaba y que estaba disfrutando con la canción. Lo cual, en estos tiempos en que la mitad de los grupos cantan con el piloto automático puesto y están en el escenario como podían estar poniendo sellos en un ministerio, y la otra mitad de los grupos está protestando porque el top manta les quita el pan de sus niños, es reconfortante.

Vamos, que Elvis se dedicaba a la música porque la apasionaba la música. Y se divertía cantando. Y era feliz mientras cantaba. Y hacía feliz a su público. Y nos hace felices a nosotros, a través de Youtube. Después de muerto, como el Cid. Si es que está muerto, claro.

6 comentarios:

Angua dijo...

mi favorita de Elvis, con diferencia, es "Love Me Tender"
Él era una fuerza de la naturaleza, y comprendo la pasión que todavía despierta: ayer el gobierno USA declaró Graceland monumento nacional, como el Capitolio, igual-igual.
: )
(aunque a mí quién de verdad me pone es Rod Steward, la verdad, the first cut is the deepest, baby I know)

José Antonio Palomares dijo...

Mira, no sabía lo de Graceland, pero esto confirma que, incluso sin saber nada de la actualidad, El sabor del Cerdo Agridulce está siempre a la última.

A mí Love me tender me parece demasiado almibarada, no va con mi carácter castellano. En cambio A little less conversation sí me gusta. Devil in disguise también. Vamos, que me gusta el Elvis enérgico.

¿cómo haría Elvis una versión de Do you think I'm sexy? Qué risa, ¿no?

Anónimo dijo...

¡¡ME ENCANTA ESTA LETRA!!


We're caught in a trap
I can't walk out
Because I love you too much baby

Why can't you see
What you're doing to me
When you don't believe a word I say?

We can't go on together
With suspicious minds
And we can't build our dreams
On suspicious minds

So, if an old friend I know
Drops by to say hello
Would I still see suspicion in your eyes?

Here we go again
Asking where I've been
You can't see these tears are real
I'm crying

We can't go on together
With suspicious minds
And be can't build our dreams
On suspicious minds

Oh let our love survive
Or dry the tears from your eyes
Let's don't let a good thing die

When honey, you know
I've never lied to you
Mmm yeah, yeah


S.

Attila dijo...

Impresionante documento gráfico, mola mucho el video. La verdad es que tío era increíble, recuerdo una entrevista a Tom Jones en la que decía que coincidiendo con Elvis en algunas actuaciones en Las Vegas, este (Tom Jones), le pedía a Elvis los tonos de Delilah para que pudiera calentar la voz antes de salir a cantar ¿quien se lo hubiera imagindado? yo no, por supuesto.
Estoy de acuerdo con Txiki en que prefiero las canciones movidas de Elvis, pero mi canción preferida es, sin duda: In the ghetto, para mí tiene un sentimiento especial.

Gellar dijo...

Todos sabemos que Elvis sigue vivo. Está en la isla desierta, la de al lado de donde ruedan Perdidos, con, entre otros, Marilyn y John Fitzgerald, tomando Mojitos y Daiquiris y moviendo la cadera hasta el amanecer.

José Antonio Palomares dijo...

"...moviendo la cadera hasta el amanecer"

¡Oiga, que este blog también lo leen los niños! :-P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...