miércoles, marzo 26, 2008

El verdugo



Azcona, ese hombre con el humor venenoso que tanto nos gustaba:

-¿Y el asesino de la fulana?
-Se ha escapado, no hay quien lo encuentre.
-Bueno, menos mal.

6 comentarios:

Luisru dijo...

Descanse en paz.

Anónimo dijo...

pero qué genio, qué talento, qué tronío...

a ver quién queda sin él, el páramo desolador.

te extrañamos ya, maestro.

Angua

Anónimo dijo...

Impresionantes aún hoy en día sus guiones, si encima los pones en el contexto histórico en que se rodaron, se queda uno de piedra.
Quizás su mayor lección, para quienes admiramos su trabajo, sea la de crecerse en las adversidades.

César desde el ordenador de Rebeca

Leon dijo...

Película buenísima. Inquietante. Tengo ganas de volver a verla.

caucásica efervescente dijo...

ME he leido el libro de Rebeca y me ha parecido un auténtico coñazo. No aporta nada nuevo y se queda en un intento de.

Un rollo, vamos.
¿A quién tengo que reclamar para que me devuelvan la pasta?

Rebeca Rus dijo...

Bueno, Caucásica, siento mucho que no te haya gustado. Prueba con tu librero, a ver si tienes suerte. O en el mercado de segunda mano. Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...