lunes, octubre 29, 2012

Como cada mañana

La rutina, el sentirse atrapado, el repetir una y otra vez actos que hace mucho que no tienen sentido pero que ya forman parte de tu vida, que ya son tu vida. No la quieres, pero no puedes escapar de ella. O a lo mejor sí.


Raras veces sucede que uno haga un anuncio en el que en el fondo quizá estás hablando de ti mismo.

Recordad que hay bote.

7 comentarios:

Unknown dijo...

Oh!!!! chulísimo!!! enhorabuena de verdad de la buena!

Palomares dijo...

Muchas gracias.

Alberto Ramos dijo...

Es genial (dicho desde el respeto y la envidia).

Yo he escrito unos cuantos anuncios que hablaban de mí mismo, pero sólo me compraron el que me dejaba en peor lugar.

Anónimo dijo...

Oh, está genial, felicidades

Hans dijo...

Espectacular, Maestro:-)

Patri-cia dijo...

Pues así visto no parece que tu trabajo sea aburrido. Muy elegante, felicidades.

Palomares dijo...

Gracias, Hans.

Sí, tiene sus ratos divertidos, Patri-cia. Muy frecuentemente ocultos, claro, o no sería un trabajo :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...