sábado, septiembre 05, 2015

Anastasia, luz de mi vida, fuego de mis entrañas

Hay que ver el éxito que tienen últimamente las páginas de citas. De citas no en plan Kierkegaard dijo:

"El reflejo de la pusilanimidad del luteranismo es la tortilla de patata sin cebolla" (Kierkegaard, 1813-1855)

Que también.

No, no, yo hablo de las citas románticas. De follar. De follar o de pasear bajo la luz de la luna mientras suena de fondo Moon river. O de follar bajo la luz de la luna mientras suena de fondo Moon river porque la canta a tu lado una rubia desnuda, rasgueando dulcemente la guitarra con sus pechos al ritmo del mambo que tú y la morena recreáis.

En fin, volvamos a lo nuestro, que me lío y acabo escribiendo una novela porno y convirtiéndome en multimillonario. El caso es que las webs de citas están de moda. Los de eDarling y Meetic hacen anuncios en la tele al viejo estilo moñas de Busco un hombre que me comprenda y tal. Los de Ashley Madison están todos los días en los papeles por no sé qué de unas mujeres que no existen.

Pero me estoy desviando de nuevo, porque yo venía a hablar de una web de citas concreta que se anuncia -yo lo he visto anunciado ahí, quiero decir- con banners en una web de un juego de mánagers de baloncesto. Hasta aquí su razonamiento es impecable. Vamos a ir donde están los frikis que no se comen una rosca para ofrecerles nuestro servicio de citas. Muy bien. Triplazo en el último segundo.

Y nos ponen este banner:



Digo nos ponen porque yo juego al juego ese, aunque no sea un friki que no se come una rosca.

Bueno, el caso. Que el banner en concreto bien también. Elegante, una chica sonriente que se toca el cabello. Sugerente. Porque todos hemos leído ya, o nos lo ha dicho un cuñado nuestro, que si una mujer se toca el cabello delante de ti es que muy probablemente quiere rollo.

O que tiene piojos (esto lo digo yo, que soy un experto en piojos; más que en roscas).

Juzgando por el nombre, la web debe ser de origen ruso o de pueblo de Zamora. O princesa Romanov o la hija de la señá Paqui. Cuando ves el segundo banner te das cuenta de que no tiene nada que ver con la hija de la señá Paqui:



¡Cómo se ha puesto la hija de la Paqui! No, no es la hija de la Paqui. Esta moza de aspecto lozano es indudablemente rusa, como se ve en la manera en la que pone sus manos junto a la cintura, sólo al alcance de los pueblos eslavos. En Albacete no ves tú a nadie así. Y muy buenos rizos, esta chica tiene pelazo, no hay duda. Y sabe, no me resisto a decirlo muy alto, que el escote palabra de honor queda siempre mal, así que lo evita, y hace muy bien.

El tercer banner es un poco en el estilo horro vacui, un poco un trebolillo de cosas (de cosas y de bustos de mujer):


Lo más destacable  del banner, además de que apenas queda espacio para nada, es que la mujer de la derecha, que para mi gusto es la que más buena está de todas, lleva los rulos puestos. Tal cual. ¡Los rulos!

No sé si quieren hacernos creer que las rusas, al mismo tiempo que están buenas, son hogareñas y campechanas, que no les importa que las veas mientras están en proceso de realce. Y que todas usan el mismo color de carmín, también. Ya es casualidad que sea siempre el mismo tono. Casualidad o tendencia.

En el cuarto banner abundan en el tema de la hogareñidad:


Mismo color de lápiz de labios, sí. ¡Y un plumero! Podrían haber puesto a la mujer en bikini, pero no, ellos la ponen con un plumero. Yo no tengo muy claro cuál es el sentido de la foto con el plumero. ¿Que va a cuidar de la casa? ¿Que es una experta en polvos? ¿Cómo se dice plumero en ruso?

Lo curioso es que en los vídeos no se las ve pasando el plumero ni fregando suelos ni haciendo croquetas de cecina, sino poniendo caritas (caritas muy monas, eso sí):



¿Es lo del plumero del banner publicidad engañosa? Esta la historia oficial de amor de Anastasia, ¿eh? ¡Y ahí no hay rulos! ¡Ni plumeros! ¡Prometen cosas que luego no cumplen!

Los de Anastasia han creado una serie de vídeos muy interesantes un poco sobre todo donde una chica de bastante buen ver, de nombre Daria,  nos enseña cosas sobre Valores familiares (muy bien el hombro al aire), Supersticiones, la Diferencia de edad o Rugir como un león. Y fíjate que en todas está puesta como de escorzo y que en todos los vídeos hay un momento donde cambian de cámara y de pronto parece que la pobre chica está loca y esta hablando al aire. De hecho hay un vídeo en el que se disfraza de rubia y empieza a hablar de quién fue antes, si el huevo o la gallina, relacionándolo con qué prefieren los hombres, si las rubias o las morenas. Como una cabra, a ratos parece un sketch de La hora chanante:



 No sé cuál de las dos pelucas que lleva es más rara.

Uno pensaría que un sitio de este tipo lleno de mujeres que tratan de atraerte llevando rulos o portando plumeros con el vestido ceñido o hablando de lado todo el rato es mejor evitarlo, pero en realidad mucha gente se beneficia del servicio, como leo en uno de los comentarios del último vídeo que os he puesto. Traduzco para vuestra comodidad, no me invento nada:

Encontré a mi mujer en Anastasia. Aunque allí hay un montón de estafadoras que buscan sacar dinero, también hay mujeres de verdad buscando matrimonio. Las que están buenísimas suelen ser sacacuartos. La mía es muy guapa, sin duda... aunque depende del gusto de cada uno. Podría haber conseguido cualquier mujer de la página, pero escogí la que se ajustaba a mí y mis ambiciones. Es caro, pero me cansé de gastar mi dinero en estúpidas americanas egoístas.
Este hombre está un poco lleno de rencor, ¿no?

En fin. Eso es lo que pasa cuando no tienes una personalidad tan magnética como la mía. Yo me apunté y empecé a recibir mensajes a puñados. Ya lo conté en su día en Verne, pero aquí os pongo unos ejemplos:


Estos mensajes quedaron en nada porque yo soy un caballero y además mi mujer estará leyendo estas líneas ahora mismo, pero de aquel momento me quedó la impresión, que probaré en los próximos meses, de que las rusas son las nuevas suecas, y que siempre que hay una rusa cerca la vida merece la pena ser vivida. Como en el ya mítico episodio de la rusa y el pavo de hace un trimestre.


Una foto publicada por palomares (@palomares) el
Y ahora que Bar Refaeli se casa irremediablemente con un señor calvo que no soy yo, he decidido que es entre las rusas donde encontraré a mi nueva musa, arriesgándome a una rima consonante continua.

Voy a investigar. Os mantendré informados.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...