miércoles, febrero 14, 2007

Publicidad de guerrilla (y nunca mejor dicho)

Tavo, compañero y además amigo, pero sobre todo uno de los mejores diseñadores que conozco y todo un experto en Motion Graphics (y si queréis comprobar esta afirmación pinchad aquí y aquí), me ha prestado un fantástico libro titulado Publicidad de Guerrilla de Michael Dorrian y Gavin Lucas (Editorial GG, Barcelona, 2006), que es una forma fabulosa de denominar a cualquier forma de publicidad que se salga de lo convencional. Vamos, a la publicidad no convencional.

Para los profanos en el tema (y dado que en España todavía seguimos sin ver muchas manifestaciones de este tipo) os explicaré que con publicidad no convencional o publicidad de guerrilla me refiero a otra forma de comunicar, otra manera de contactar con el público objetivo, otra forma de sorprender a favor de una marca o un producto… fuera de los medios de comunicación típicos como la televisión, la prensa o los carteles que inundan las calles. Siendo muy rigurosos, puede que ni siquiera sea publicidad.

Es otra cosa aún por definir. Lo cierto es que aún no se le ha dado un nombre adecuado. Quizás lo tenga en el futuro. Pero por ahora sólo está dando sus primeros pasos. La invención está aún en una fase incipiente y, por el momento, parece infinita y abrumadora.

El libro es un pequeño homenaje a todos estos pequeños equipos de profesionales, que trabajan independientes unos de otros, a menudo utilizando tecnologías aún por verificar, que buscan una nueva forma de contar historias. A todos esos creativos que están experimentando con la comunicación. Quizás por eso los autores se refieren muchas veces a este tipo de acciones con la denominación de Experimentos.

Veamos algunos experimentos para que os hagáis una idea:

Saatchi&Saatchi Singapur montó escenas policiales ficticias en zonas transitadas como
lavabos públicos, estaciones de tren y aparcamientos para promocionar la serie C.S.I. del canal de televisión AXN.


Auténtica publicidad de guerrilla de la mano de BBDO para Virgin Atlantic:
colocaron hueveras en las cintas de las compañías de la competencia para subrayar la superioridad del handling de Virgin.

La agencia india Contract decidió promocionar el estreno de Spiderman 2 colocando un urinario que sólo el propio Spiderman podía utilizar.

(Un paréntesis para decir que el Señor Palomares ya contó en esta casa una acción de guerrilla que llevó a cabo. ¡Qué listo es!)

Quizás uno de los Experimentos que últimamente más ha despertado la atención en los medios de comunicación ha sido el realizado en Boston por la agencia de publicidad Interference Inc., especializada en publicidad de guerrilla, para promocionar los personajes de una serie de dibujos animados del canal de televisión Cartoon Network. Como recordaréis, dos creativos de esta agencia distribuyeron once paquetes por toda la ciudad. ¿Y el resultado? ¿Un fuerte impacto publicitario? ¿Un premio en algún festival?

El verdadero resultado fue el despliegue policial más amplio que se recuerda desde los atentados del 11 de septiembre, una ciudad sumida en el caos, el tráfico cortado, un puente acordonado, un directivo de la cadena de televisión dimitido y una multa de dos millones de dólares para la agencia de publicidad responsable. ¿Responsable de qué? De distribuir once paquetes por la ciudad que encerraban unos dispositivos luminosos con las figuritas de los protagonistas de la serie de dibujos Aqua Teen Hunger Force: una hamburguesa, unas patatas fritas y un batido que viven numerosas aventuras. Unos dispositivos como este.


O como este.


¿Molones, no?

El objetivo de los creativos era promocionar la serie de dibujos animados. Sin embargo, alguien vio en estos muñequitos una posible amenaza terrorista y alertó a la policía de su existencia. Y estos, ante el desconocimiento de que hubiera una campaña así en marcha, activaron un despliegue antiterrorista. El miedo cundió en Boston, panic, panic and more panic… y la broma le ha costado el puesto al presidente de la Cartoon Network.

Jo, eso sí que es Publicidad de Guerrilla. Me pregunto cómo puede alguien pensar que eso es una bomba. Quizá el segundo sí, que está de mal humor, pero el primero es adorable, ¿no? No es como si hubiesen dejado mochilas cerradas en lugares sospechosos.

El caso es que todo este asunto a mí me ha dejado bastante preocupada. ¿Nos estamos volviendo paranoicos o, simplemente, estamos perdiendo el sentido del humor (interesante pregunta esta última que ya se hizo el Club de Creativos el año pasado)? ¿Es normal que se monte la que se montó por unos paquetitos negros con unas figuritas hechas con bombillas? Además, ¿qué precedente va a crear todo esto?

Yo me pongo en lo peor.

Rápidamente me imagino que es el principio del fin de una de las formas de comunicación más originales que conozco, que las agencias especializadas ya no se van a atrever a hacer muchas cosas, que las acciones de publicidad de guerrilla tendrán que someterse a un tribunal de auto-censura,... en definitiva, que se perderá frescura, imaginación, espontaneidad y la oportunidad de hacer grandes cosas. Antes de empezar.

18 comentarios:

TAVO dijo...

Joder q gran honor, que alagos, luego te pago lo acordado, jejejeje.
Por cierto aqui pongo un enlace de algunos ejemplos mas de publicidad no convencional, algunos no se si se pueden denominar exactamente asi, pero desde luego si q son algo originales y sobre todo, adaptados al medio, algo que lamentablemente es poco comun en España.
MAS

Luisru dijo...

Yo no veo tan negro el panorama, es que en EEUU son muy paranoicos (algo fomentado desde el gobierno, yo me creo las teorías de Michael Moore), pero si esto de los paquetitos hubiese sucedido en Europa, no se hubiese montado tal escándalo. Bueno, quizá en Londres sí.
PD: qué genial lo del urinario arácnido, ¿qué instalarán si hacen una peli de Spiderwoman?

José Antonio Palomares dijo...

Yo la conclusión que saco es que el oficio de terrorista es de los más fáciles del mundo. Si con cuatro bombillas puedes provocar el caos, no hace falta ni buscar explosivos, que es algo complejo y enojoso.

Al-Qaeda debería aprender tácticas de estas.

Anónimo dijo...

Me encanta este tipo de publicidad. Lo de los huevos, magnífico. Que lo pongan en la cinta de la competencia no sé si será muy acertado... habrán llegado sanos y salvos pero, ¿por qué están en el sitio que no les corresponde? Lo realmente importante no es el ajetreo, sino la pérdida, que parece subrayada con esta acción.

Carmona Dixit

JohnyFK dijo...

Esta publicidad es de lo mejor. El factor sorpresa hace que te fijes mucho más en ella. Creo que lo inesperado llama mucho la atención del consumidor y con eso ya se tiene la mitad del terreno ganado. En cuanto al tema de las figuritas luminosas... el problema ha estado en la batería hecha de pilas cubiertas de algún tipo de plástico y aseguradas con cinta aislante o esparadrapo, que cualquier paranoico estadounidense (que por esas tierras hay muchos) puede confundirla con el clásico paquete de explosivos. ¿Qué se puede esperar de un país de histéricos? Ahora, que la cosa no creo que fuera como para echar al director de Cartoon Network. Peor lo ha hecho el director de PlayStation y sólo lo van a jubilar con honores.

Al hilo de este tipo de publicidad, una vez vi un video en youtube de una campaña para promocionar un cristal blindado. En un cartel-expositor publicitario (de esos de parada de autobús), en pleno centro de Nueva York, pusieron un millon de dólares dentro del expositor y el cristal que lo protegía era el que querían anunciar. Invitaban a los transeúntes a intentar romperlo para sacarlo, y si lo conseguían era suyo. El cristal romperse no se rompió, pero la base del expositor terminó haciéndose añicos.

Rebeca Rus dijo...

Qué curioso JohnyFK porque esa campaña de la que tú hablas también está en este libro y es de 3M para anunciar su cristal de seguridad. La agencia es de Vancouver, Cánada y se llama Rethink. Lo que hicieron estos tipos fue construir una marquesina con cristal de seguridad y rellenarla de billetes por valor -aparentemente- de tres millones de dólares canadientes, aunque en el libro dicen que la mayoría eran falsos, los primeros 500 billetes sí eran verdaderos. Cuenta el pive que todo el que pasaba por delante le daba patadas al cristal y que hubo uno que luego volvió con toda su familia.

Anónimo dijo...

sera mi proxima compra... :)

Ricardito ëmore dijo...

Pos estoy con Luisru (has gnaado un seguidor) en que estas tacticas en este pais, son demasiado arriesgadas; no solamente por lo paranoico, sino por lo judicial; aqui porque una señora se quemo al beber cafe en el Mcdonalds ahce unos meses, gano un millon de dolares al denunciarles por no decir que el cafe estaba muy caliente. Asi como lo digo. (Como lo de la anciana esa, pero esto ocurrio hace muchos años, que denuncio a una marca de microondas -y gano el juicio- cuando seco, o intento secar su gato con el susodicho aparato...y paso lo que paso; todo porque en las instrucciones no decia que no se podian poner animales para secar o algo asi).
Si sumamos eso a los policias que hay aqui (y la verdad es que teniendo en cuenta los videos que uno ve de asesinatos de policias a tiros cuando detienen a conductores, uno ya comprende como esta el panorama), que dos amigos mios, sin afeitar, con greñas, uqe vinieron a visitarme en veranos, fueron detenidos al conducir un precioso hundai alquilado por esas pintas que llevaban... pos asi estan las cosas.

Anitab dijo...

¿Podríamos aplicar la publicidad de guerrilla a todos los centros de salud de España para que yo no tenga que hacer cola de una hora mínimo todos los santos días? Es para pensárselo...

Tartamundos Trotamudo dijo...

Mmm... interesante.

Y sí, yo creo que cada vez, en general, tenemos menos sentido del humor. Y estamos más acojonados por cualquier cosa desconocida.

Una pregunta maliciosa: ¿cómo sería una campaña de publicidad de guerrilla de Pascual? ¿Tirar octavillas pregonando la bonanza de las isoflabonas en las puertas de los colegios? ;-))))

JohnyFK dijo...

Ahora que me acabo de acordar, hace un tiempo hice con una amiga una prueba muy curiosa.

Era un viernes por la tarde, estábamos en un supermercado bastante abarrotado comprando cosas para un botellon y se nos ocurrió ir a coger también algo para picar. Estábamos en el stand de las olivas y mi amiga estaba viendo a ver cual cogía. Yo no tengo ni idea de calidad sabor o tamaño de las olivas pero cambié el chip a actor de anuncio improvisado, cogí una marca al azar y dije en voz alta: "Éstas!, estas son las buenas! ¿No las conoces? mi madre compro el otro día una lata en micasa y son geniales, tienen un tamaño enorme y son muy jugosas sin ser mas caras que las demás. Fijate que en cuanto las probé fui corriendo al supermercado a comprar más, pero cuando llegué se ya habían acabado. Me dió una rabia... Cogelas y no te lo pienses más, ya verás, ya veras como te gustan..." Y con las mismas la agarré del brazo antes de que pudiera reaccionar y me alejé a una distancia prudencial, le expliqué brevemente de que se trataba el experimento -porque ella estaba flipando- y nos pusimos a observar disimuladamente. De cuatro personas que estaban alrededor nuestra y me escucharon tres cogieron una o dos latas de la marca para probarlas. Un completo éxito. Nos pegamos unas buenas risas esa noche recordando el asunto.

Esta forma de publicidad sería catalogable de guerrilla, ¿verdad?

Rebeca, Palomares, ¿creeis que tendría que haberme metido a publicista? La verdad es que nunca me lo había planteado, pero ahora que lo pienso...

PD: ¿Se gana pasta? jejeje

Rebeca Rus dijo...

Lo siento Johny: en publicidad se curra mucho y se gana poco. Por lo menos durante los primeros cinco años... y no todo el mundo está dispuesto a currar todos los días hasta las once por una mierda. Mi madre se pregunta todavía (cuando llevo diez años en esto) que por qué no me metí a abogado. Pero, ¿quién sabe?, lo mismo te sale bien la jugada. Ya nos contarás. Si necesitas consejo...

José Antonio Palomares dijo...

No dejes que Rebeca te engañe, Johnyfk. Se gana mucho dinero, se trabaja poco y siempre con los pies encima de la mesa, se viajan a exóticas ciudades y se conocen bellas modelos internacionales dispuestas a complacerte -así la conocí a ella*


*Nota: uno o varios de estos puntos pueden ser mentira, El Sabor cel Cerdo Agridulce no se responsabiliza de las decisiones que se puedan tomar en base al anterior párrafo.

cayetana altovoltaje dijo...

Creo que en publicidad hay más creatividad y talento hoy en día que en cualquier otro campo. Se fuerzan los límites del lenguaje, de las convenciones sociales... a mí me alucina cómo todavía siguen inventándose cosas que sorprenden y te dejan con la cara boba. Lo de los huevos es buenísimo, pero no me lo creo yo de ninguna compañía aérea.

JohnyFK dijo...

Rebeca, es MUY FÁCIL mejorar mi sueldo, no sabes cuanto.

Pero bueno, visto lo visto no os voy a hacer caso a ninguno de los dos. Los publicistas sois todos unos manipuladores :P. Y además Palomares encima utiliza la letra pequeña para quitarse responsabilidad jeje.

Me contentaré con seguir haciendo mis experimentos para divertirme y seguiré vuestras campañas, que están bastante bien. Palomares, la que hiciste para Calle13, a pesar de ser un poco egocéntrica, es bastante original. Me divertiré gastándole la broma a algún colega.

Juer, me estoy dando cuenta de que escribo mas en este blog que en el mío...

Saludos.

José Antonio Palomares dijo...

ja, ja, ja, no es egocéntrica; que saliera mi cara era una cuestión de derechos de imagen. Para hacerlo en encartes se usó una foto de bancos de la imagen, pero para poder usarla en internet había que pagar mucho más. ¿Solución? Que alguien de la agencia que pudiera poner cara de malo prestase su imagen. Y nadie pone cara de malo mejor que yo. A ver si un día hago un recopilatorio de creativos que salen en anuncios a causa del presupuesto.

Ten cuidado cuando hagas la broma, el susto es morrocotudo. Y otra cosa, no consigo entrar en tu blog, me da error todo el rato.

JohnyFK dijo...

Si, si... derechos de imagen... eso dicen todos ;)

Pues antes de ayer la página de mi blog iba... se ve que blogia ha caido. Creo que me voy a pasar a blogger. Llevo tal que medio año con blogia pero no me termina de convencer. Me parece que cuando se recupere voy a hacer un copy-paste® de los pocos artículos que he hecho y me voy a curar en salud.

Delfort* dijo...

ey con unas amigas tenemos un blog de publicidad de guerrilla donde publicamos distintos artículos recopilados de todos lados... es interesante si quieren pasen!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...