martes, diciembre 11, 2007

Próximamente en las mejores estanterías

Si sois fieles seguidores de este blog sabréis que últimamente no me prodigo mucho en esto de escribir. Primero el culpable ha sido un embarazo letárgico, que me ha inducido hormonas de la vagancia más absoluta en cantidades industriales. Luego, ha sido la maternidad, que me ha robado lo que me quedaba de vida (y de cerebro). Actualmente, mi día a día es un vórtice que podríamos resumir en el siguiente esquema:

Dar teta-cambiar pañal-intentar que el bebé se duerma-dar teta-cambiar pañal-intentar que el bebé se duerma- dar teta- cambiar pañal-intentar que el bebé se duerma…

Y así hasta el infinito y más allá. O peor, porque en los escasos huecos que tengo libres, me toca atender a otra niña de tres años. Como imaginaréis cuando tengo un minuto libre en lo último que pienso es en escribir aquí cuando puedo hacer otras cosas como comer, dormir, ducharme y leer libros de autoayuda para superar la locura. Pero hoy no podía dejar de hacerlo. Bueno, en realidad, lo tenía que haber hecho el viernes pasado y hoy es martes, pero así están las cosas. Y es que el viernes pasó una cosa muy especial. Errr… bueno, en realidad, tenía que haber pasado el miércoles pero ya sabemos cómo funciona este país de mal y no digamos las empresas de mensajería y el paquete que tenía que haber llegado de nueve a once de la mañana el miércoles llegó sin avisar el viernes a las dos y media de la tarde.

-Es que me venía mal venir hasta aquí –me dijo el mensajero de MRW (si tenemos algún lector de la compañía MRW que, por favor, nos explique para qué llaman para concretar una cita con el receptor. En fin).

Como estoy hasta las trancas de hormonas femeninas mi intuición de la idem funciona que te pasas y aún sin tener noticias del interior del sobre, ya sabía qué me iba a encontrar en el interior. ¿Vosotros no?

Efectivamente. Era un bolsito negro como este. Oh, oh. Oh, Dios mío. DIOS MÍO. OHHHHHHH.



Y vosotros diréis: “pues no es para tanto, Rebeca, bonita. Desde aquí parece un bolso negro de tela o más bien, una antítesis de los bolsos de Louis Vuitton. Qué fácil lo tiene el Sr. Palomares para comprarte algo para Reyes si un bolso de tela te hace tanta ilusión”. Vale sí, era un bolso de tela, pero lo importante estaba en el interior. Vamos, esto:


Tengo mi propia campaña de marketing directo. ¡Toma pastillas de goma!

Es decir, el Avance Editorial de “Sabrina: 1 – El Mundo: 0”. La repanocha.

La editorial me había enviado una muestra de lo que estaba enviando a distribuidores, libreros, comerciales, etc. del país. Como diríamos en el sector publicitario “una campaña de pre-lanzamiento con material promocional de primera calidad que nos dará notoriedad y nos aupará a una victoria de bla, bla, bla, objetivos de marketing cumplidos, distribución total super-multi-mundial, mucha pasta para todos y la gloria y tal...". Como soy una escritora novel y todo esto es nuevo para mí os imaginaréis la ilusión que me hace. Y es que ¡¡tengo mi propio folleto publicitario!! Toda la vida murmurando maldiciones de los folletos que tenía que escribir y ahora alguien ha escrito uno para mí donde se dicen cosas tan fantásticas como "una hilarante sátira sobre el mundo de la publicidad", "la primera novela chick-lit ambientada en España" y "apoyo promocional". Palabras que me abruman todas y me hacen sonrojar durante los escasos veinte segundos que mis hijas me dejan libre para pensar en la que se me viene encima. Pero hasta el 12 de febrero, fecha de lanzamiento, no sabremos cómo termina esta historia.

O cómo empieza...

13 comentarios:

Palomares dijo...

Qué buena idea para Reyes... Un bolso de tela... Negro, para que vaya con todo...

Ya podías hacer una foto en condiciones al libro, que no se ve apenas, ¿no?

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡¡Me lo pido!!

Rebeca Rus dijo...

Palomares, no puedo hacer más fotos. Ya me estoy sacando una teta y tengo que cambiar dos pañales. Ale

Palomares dijo...

¿Por qué dos pañales? Me quedo con la parte en la que te sacas una teta, Heidi, digo Rebeca.

Carmona Dixit dijo...

MRW: (-1) - CORREOS: (-143)

Normal. Apuesto que al pobre mensajero le pasó lo mismo que a Tom Hanks en Náufrago. Me anoto el 12 de febrero en la agenda. Es de distribución mundial, ¿no?

Ricardito ëmore dijo...

Animo y fuerzas para pasar estos dias de fiestas y obligaciones varias , Rebeca. Gracias por la buena idea como regalo (no solo de Reyes, sino tambien para otros acontecimientos). No, Palomares, la maleta no es una buena idea.
P.S. La Sabrina esa parece que esta maciza. Vermos (Leeremos) si es solo un camelo comercial.

Luisru dijo...

Y me veo la cola en la puerta de la Casa del libro el 11 de febrero at night. Aunque yo lo del bolso...

danirus dijo...

Luisru se mira la cola en la puerta de la Casa del Libro el día 11 de Febrero, quiere boicotear la presentación del libro de Rebeca, que mala persona! :-)

Estoy con él respecto a lo del bolso, no se con que combinarlo...

Tartamundos Trotamudo dijo...

¡Cómo mola la campaña!

¿Habría alguna posibilidad de conseguir ese bolso al comprar el libro? Es para regalarlo luego ;-)

Hans dijo...

Mola. Yo lo quiero YA!

kali dijo...

Qué ilusión, Rus!!
Después de haber visto crecer a Silvia dentro de ti, a Julia dentro y fuera, por fin el parto de la 3ª.
Pero tengo dos preguntas:
-¿Nos van a regalar el bolso negro cuendo vayamos a comprar el libro?
-¿Dónde está tu apellido materno?

La Jenny dijo...

Oye, que me gusta bastante su blog, que no lo conocía yo. Aunque reconozco que lo que más veo son las afotos y los yuyubes. Las letras me las suelo saltar a mitad. Aunque bueno, no tengo mucha cultura, ni muchas perras, ni estoy buena ni ná. Pero que me gustan, me gustan. Prefiero a la Rebe, que es más normal, que el Palomares tiene un guineo con los anuncios que ni que fueran un equipo futbol. Pero el hombre le pone intención.
Pues que felicidades a los dos, y a las niñas y al perro. Lo de las niñas lo pongo pa quedar bien, que a mi los críos no me gustan nada. Besos.

alberto dijo...

En vista de que, como dice un amigo mío, siempre llego "tarde, mal y a destiempo", aprovecho el blog y la ocasión para felicitaros por la nueva cachorra y para prometerte que seré uno de los primeros en comprar tu libro (antes incluso que el de Harry Potter)
Prometo además exhibirlo lo más posible, sujetándolo estratégicamente de forma que queden bien visibles el título y el autor. En fin, ya sabes, eso que todos hemos hecho alguna vez para dárnoslas de interesantes.
Feliz año nuevo y un beso para los 4.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...