lunes, diciembre 03, 2007

La historia de amor más bonita del mundo, o así

Me envía Gellar, lectora atentísima de este blog desde casi el mismo principio (fue aquel el tercer artículo), pero que se prodiga poco, una hermosísima pintada que encontró en una farola de su barrio:



Esta farola pertene a Luxo? Es su ex? Fdo. Luxo.

Así es el amor, amigos. Aparte de que trastoca la capacidad de la gente -se pregunta a sí mismo en tercera persona, como César y Maradona, sobre la farola; y qué exótico es ese "pertene", me ha dejado loco- hace que los que lo sufren no reparen en las dificultades. Qué más da que ella sea una farola y tú un chico con un rotulador, nada se interpone a nuestro amor; si hay barreras, las salto. Da un poco de mal rollo porque el tipo considera a la farola de su pertenencia (¿La golpeará por las noches cuando no le ilumine como a él le gusta?) pero su desgarrado grito de hombre abandonado ("Es su ex?" se pregunta roto de dolor) nos muestra un hombre inseguro que palidece ante la visión de su amada, que teme que la farola le abandone para iluminar prados más verdes. Ay, Luxo. En tu nombre se contiene la virtud de tu amada, así de dentro la llevas -metafóricamente-. Es el amor, sí, el amor, que nos mata y nos da la vida, por el que sufrimos y gozamos.

El amor de un hombre por su farola.

El amor.

Yo no tengo más palabras, pero afortunadamente, él sí:

16 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

No sé cómo, siempre tengo que reventar las historias de amor. A ver cómo lo digo para que no os sobresaltéis: no hay dudas, ha sido una OPA hostil, nada de amor iluminado por los dioses. No hay dudas, lo que tomas por signos de interrogación son exclamaciones. "La farola era mía y me la quitaron, soy su ex", aunque la farola le haya dejado, él sigue insistiendo en que es de su "propedad" (¿es eso amor?). Para más INRI, sigue sin haber dudas: hay una empresa de luminarias llamada Luxo.

Ciertamente, lo del abrazafarolas hubiera estado bien.

Oh l'amour.

Palomares dijo...

Pero qué poco romanticismo.

Te condeno a escuchar otra vez la canción de Perales y a realizar un análisis de contenido de la letra. Y si ni aun así entiendes qué es el amor, -más allá de todas las barreras, bla bla bla-, entonces empezaré a preocuparme.

Robert dijo...

Lo de Luxo ni idea...pero aún a riesgo de contradecirte, después de escuchar la canción de Perales (bueno, un trozo que toda es demasiao pal cuerpo a estas horas y me da la llorera en el curro), me siguen pareciendo exclamaciones lo que tú tomas como interrogaciones.

Un saludo

Ricardito ëmore dijo...

pero eso es un simbolo de interrogacion o un icono masonico de posesion iluminada/farolera?

Carmona Dixit dijo...

Sigo sin que me funcione el SIS 7012. Si me dices cuál es la canción de Perales, te hago comentario de texto y te la tiro para abajo. Incorregible. Llámame témpano.

Palomares dijo...

No me importa lo que digáis, a mí no me vais a quitar la ilusión de estar asistiendo a un Romeo y Julieta posmoderno.

Carmona, no sé qué es eso del SIS 7012, pero la canción es El amor, cuya letra coloco aquí para disfrute de los presentes:

El amor, es una gota de agua en un cristal, es un paseo largo sin hablar, es una fruta para dos.

El amor, es un espacio donde no hay lugar para otra cosa que no sea amar, es algo entre tu y yo.

El amor, es llorar cuando nos dice adios, el amor es soñar oyendo una canción, el amor es rezar poniendo el corazón, es perdonarme tu y comprenderte yo.

El amor, es parar el tiempo en un reloj, es buscar un lugar donde escuchar tu voz, el amor es crear un mundo entre los dos,es perdonarme tu y comprenderte yo

El amor, es una boca con sabor a miel,es una lluvia en el atardecer,
es un paraguas para dos.

El amor, es un espacio donde no hay lugar, para otra cosa que no sea amar, es algo entre tu y yo.



Falta alguna metáfora sobre las farolas, pero vamos, se entiende.

Ricardito ëmore dijo...

Para los perros y los borrachos,
hemos puesto las farolas.
Y por el amor a Perales,
Palomares, tu me molas.

(es mentira, pero bueno)

Carmona Dixit dijo...

El 7012 era la tarjeta de sonido. No me voy a meter con Perales nada más que por el sentimiento que le pone.

Mi última entrada lleva vuestro patrocinio.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Qué bonita la historia de amor entre Luxo y la farola.

Yo creo que fue la farola la que abandonó a Luxo.

La farola no tiene corazón.

Y ahora Luxo se consuela solo (sic) en su cuarto escuchando a Perales en su mp3. En modo repeat.

Ricardito ëmore dijo...

O sea, que se la esta "peralando"

Ligasalsas dijo...

No os tomaríais en vano a Perales si hubieseis oído su cinta (ojo, uso el singular) en cada viaje en coche desde que alcanza mi memoria, hasta los 13 años.

Luego cambiamos a la de que "canten los niños". Esa duró sólo cuatro años.

Y encima su casa de Cuenca se ha convertido en un restaurante infame. Maldita sea.

Palomares dijo...

Conozco esa cinta. Qué largos se hacían los viajes a Valencia. O a cualquier sitio.

Ricardito: no sé ni cómo calificar el chiste.

Hans dijo...

Es pasmoso el aspecto de corredor de seguros o vendedor de tienda de electrodomésticos del sujeto. También es cierto que es conquense, y salvo que me saquéis de mi error, sospecho que ese clima & biotopo imprime carácter.
En fin, a lo que iba: habría que hacer una inmensa, gloriosa hoguera donde pegarle fuego a TODO lo que ha hecho Perales en su vida, incluyendo elepés, cassettes, cassettes copiados malos entre primas, los másters, las partituras, incluso la memoria de sus fans (si los hubiere todavía). Cuánto mal perpetró ese elemento sobre todos los que vivimos el final de los setenta...
P.S.: Muy bonito lo de la farola, ciertamente.

César desde su ordenador dijo...

Rechazo cualquier actitud radical
Sólo acepto el radicalismo contra los radicales, para proteger nuestros siglos de cultura y ciencia, y todo lo que conllevan (y no, no soy Oriana Falacci).
Así que no encuentro motivos para quemar a Perales, ni a nadie.
En fin, respetémonos, que vienen tiempos de crisis, y ya sabemos lo que ocurrirá: todas las tendencias van a radicalizarse, y todos tenderemos al maniqueísmo. Que es justamente lo que menos necesitaríamos.
Y a vueltas con que si la violencia es intrínseca al ser humano, al menos al previo a la sobreproducción agrícola y ganadera.
¡Quién le iba a decir a Perales que tendría el privilegio que fomentar tantas entradas en este blog!

César desde su ordenador dijo...

Rechazo cualquier actitud radical
Sólo acepto el radicalismo contra los radicales, para proteger nuestros siglos de cultura y ciencia, y todo lo que conllevan (y no, no soy Oriana Falacci).
Así que no encuentro motivos para quemar a Perales, ni a nadie.
En fin, respetémonos, que vienen tiempos de crisis, y ya sabemos lo que ocurrirá: todas las tendencias van a radicalizarse, y todos tenderemos al maniqueísmo. Que es justamente lo que menos necesitaríamos.
Y a vueltas con que si la violencia es intrínseca al ser humano, al menos al previo a la sobreproducción agrícola y ganadera.
¡Quién le iba a decir a Perales que tendría el privilegio que fomentar tantas entradas en este blog!

Hans dijo...

Joder, no le dejan a uno ya ni ponerse integrista-chorras cuando se habla de banalidades, recopón. Anyway, yo no he hablado de Perales. He hablado de 'TODO lo que ha hecho Perales en su vida, incluyendo elepés, cassettes, cassettes copiados malos entre primas, los másters, las partituras, incluso la memoria de sus fans (si los hubiere todavía)', pero lo decía de coña (a pesar de tanto sufrimiento de tarde de domingo regresando a casa).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...