miércoles, abril 21, 2010

Perdidos con Jane Austen

No es ningún secreto que soy una fan absoluta de Jane Austen. No sólo me he leído todos sus libros, sino que algunos hasta me los he leído más de una vez. ¡Con gran riesgo de mi vida! Por eso, cuando los Reyes Majetes de Oriente me trajeron este año Orgullo,Prejuicio y Zombies, una revisión del clásico un tanto inusual, decidí que se merecía, por lo menos, por lo menos, que lo reservara para una ocasión como la Semana Santa.

Portada mega-chula que anticipa mogollón de emociones y buenos momentos.


Lástima no haberme llevado El Jueves de vacaciones…


Portada mega-chula (esta o la de cualquier semana) que asegura emociones,

buenos momentos y el único periodismo realmente serio de este país.


Orgullo, Prejuicio y Zombies no era para nada lo que yo esperaba. Vale, tampoco tenía muy claro qué tenía que esperar con un título así. Supongo que, como buena fan de Jane Austen, deseaba disfrutar de la historia de siempre contada como nunca (¡ups!, me ha salido frase de trailer).


Pero Orgullo, Prejuicio y Zombies no es nada de eso. Realmente se trata de la historia de siempre, contada como siempre, pero con un añadido al final de cada párrafo de la obra original de Jane Austen en el que se nombran cosas como dagas, cerebros carcomidos y carne pútrida. En esta nueva versión del clásico, Elizabeth Bennett y sus hermanas son expertas guerreras ninja que han estado en Oriente perfeccionando sus técnicas asesinas y lo que podría dar pie a algo realmente divertido, se queda a medio camino y sin nada de la chispa que podría tener. Es una pena que Seth Grahame-Smith no haya puesto más carne en el asador, porque la idea de revivir los clásicos así me parece muy interesante y creo que podría ayudar a que mucha gente (no tan aficionada a la lectura) los descubra, aunque sea gracias a zombies, monstruos marinos, aliens o cualquier salvajada que se os ocurra. Imaginaos las posibilidades infinitas de revivir títulos memorables como La Isla del Tesoro, El Quijote, Fortunata y Jacinta... en su versión más gore/rocambolesca/weird/poned aquí lo que os dé la gana.


De todas formas, buscando en la Montaña de Basura me entero de que en Hollywood andan como locos por hacerse con los derechos para su adaptación cinematográfica y que mi admirada Natalie Portman es la candidata para hacer el papel de Elizabeth Bennett. Ya sé que acabo de confesar Orgullo, Prejuicio y Zombies me parece una novela bastante desaprovechada, pero estoy segura de que soy firme candidata a hacer cola el día del estreno.


Y hablando de adaptaciones de las novelas de Jane Austen, el otro día tropecé en Youtube con una mini-serie de la BBC que tiene por título, precisamente, Lost in Austen. Aquí os dejó el trailer:



A priori, esta serie parece hacer realidad la típica fantasía romántica femenina o, por lo menos, la típica fantasía de todas las fans de Jane Austen, que somos millones en el mundo. Se trata de dar respuesta a la pregunta que todas nos hemos hecho alguna vez: ¿qué pasaría si una puerta mágica se abriese y fueses capaz no sólo de acceder al mundo de Jane Austen sino, además, de sustituir a Elizabeth Bennett en la historia?


Pues te lo digo yo: que no se parecería para nada a la cursilada que os estáis imaginando.


De hecho, para la protagonista, Amanda Prince, lo que durante los primeros diez minutos parece ese sueño se convierte rápidamente en una pesadilla. Una pesadilla en la que los dientes se lavan a base de meterse ramitas de árbol en la boca empapadas en sal, el plato de moda son las alondras achicharradas, nadie usa todo el rato fuck y dumbass y la gente primero piensa que estás loca, luego que eres una prostituta, y en un último momento, que eres la hija de un pescadero (algo que, por lo visto, estaba fatal visto en aquella época). Eso por no mencionar que sus constantes meteduras de pata provocan que toda la trama de Orgullo y Prejuicio se vaya a pique, los protagonistas empiecen a casarse con quien no deben o, en el peor de los casos, emigren a África y se conviertan en misioneros.


El caso es que Lost in Austen tiene momentos muy divertidos. Memorable el primer encuentro con Lydia Bennett, cuando una confusa Amanda Price se piensa que todo es una broma de cámara oculta y le enseña su pubis depilado (otra tonta que hace lo que dice el Elle). O cuando se emborracha en el baile y le da un morreo a un tremendamente casto Bingley y también divertidísimo cuando en su primera fiesta en Pemberley acaba cantando Downtown de Petula Clark para ocultar que no sabe tocar la pianola, dejando patidifusos a los asistentes. Ojalá la televisión de este país hiciera productos así de bien rematados, porque, por supuesto, esta mini-serie cuenta con toda la calidad, producción, diseño, etc. de todas las series de la BBC.


Un lujo en el que perderse una tarde de lluvia.

9 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

Creo que no gocé del todo con Lost in Austen porque me la vi de una sentada. A mí me hizo mucha gracia la escena de Darcy en el lago, cuando Price le dice que la repita la salida del agua en slow motion o algo así. Y poco antes me había tragado de nuevo la buena -con mi carapalo favorito, Colin Firth- de otra sentada. Bueno, quien no gozó fue el culo.

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡Me bajo la serie pitando!

Luisru dijo...

¡Pero rebeca, si esa serie la he visto hasta yo! Me gustó a medias. Lo mejor: descubrir a Gemma Arterton, que me parece una preciosidad. Pero creo que le sobraba algo de azucar y le faltaba más mala leche.

Rebeca Rus dijo...

Ostras, Carmona, la escena con el Mr. Darcy recreando al Mr. Darcy de Colin Firth es brutal. ¡Se ma había olvidado comentarla y es de las mejores!
Y tengo que reconocer que la serie ganaba con esos momentos de ironía y de reírse de los mitos, pero que deberían haber incluido más, Luisru.

Ricardito ëmore dijo...

Estupendo post Rebeca. Incluso haces que paletos incultos que apenas leen, como yo, se sientan tentados de darle a la lectura, o a las series de television de la BBC.
Tienes que escribir mas!
y, efectivamente, El Jueves sigue siendo la mejor manera de informarse de este (ese) pais.
:)

al dijo...

Hace poco leí el Lazarillo Z (subtitulado: "Matar zombis nunca fue pan comido"). Me gustó, aunque se toma demasiado en serio a sí mismo. De hecho, creo que los únicos gags son los que ya salían en el libro original.

Y de la Bernarda Alba zombi sólo he leído parte del prólogo, pero demuestra más sentido del humor.

Me pregunto si ya hay alguien escribiendo Cinco horas con Mario zombi.

Rebeca Rus dijo...

Al... ja, ja, ja. El otro día leí en un blog un comentario muy divertido sobre este tema, precisamente. Alguien proponía reeditar El cantar del Mío Cid, que ya de por sí era una obra en la que salían zombies.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Perdón por el offtopic, pero creo que deberíais ver este video:
http://www.youtube.com/watch?v=oN5tZ_X0dSo
Delfín Hasta El Fin, La Tigresa Del Oriente y Wendy Sulca - En Tus Tierras Bailaré (Video Oficial)

Creo que a Palomares le gustará...

Carmen - El blog de un poco de todo dijo...

Menudo descubrimiento. Mil gracias Rebeca. Ya estoy descargandomela pero por lo que he podido ver, seguro que la voy a disfrutar de lo lindo. Y encima en inglés del bueno. Si ya dicen que seriesyonkis está haciendo que más españoles aprendan inglés en este país que todos los Pactos por la Educación que PP y PSOE se inventen juntos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...