lunes, septiembre 26, 2011

Juguetes sociológicos

Seguro que algún eminente profesor de Wisconsin ha publicado algún estudio sobre el efecto de los juguetes en la percepción del mundo de los niños, y cómo va cambiando el estilo y la intención de los juguetes para adaptarse a la posición predominante de la sociedad, pero no quiero ponerme a buscarlo ahora para darle un marco serio a esta foto sacada de una tienda de juguetes:


El muñeco se llama Dulces palabras Ken, y se publicita como el novio perfecto. Y aquí está el intríngulis, el motrollo y todo ese tipo de palabras divertidas para designar lo esencial de algo. Porque resulta que tú grabas los mensajes que quieras que te diga y él te lo dice CON SU PROPIA VOZ.  Es para darle credibilidad a lo que te dice, claro.

De lo que se deduce que el novio perfecto es uno que te diga exactamente lo que tú quieres oír. No me digáis que no es interesante Supongo que si existiera la Barbie novia perfecta lo que los niños (y sus padres cuando estos estuvieran dormidos) obligarían a decir a una y otro sería sustancialmente distinto.

2 comentarios:

Rebeca Rus dijo...

Madre, qué retorcido todo. El Ken, lo que pensamos que es el novio perfecto (eso es porque no te conocen a ti, querido), lo que grabarían los padres en la Barbie Novia Perfecta... pffff.

marmota dijo...

Nadie, repito, NADIE con esa camiseta puede aspirar a ser el novio perfecto. porelamordedios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...