miércoles, septiembre 12, 2007

¡Cuidado! ¡Precaución! ¡Bueh!

Te compras una colchoneta de esas de tumbarse en el Mediterráneo a que el sol te abrase perdido, y como eres un tipo prudente te pones a leer las instrucciones de uso, que como es lógico, están en 24 o 25 idiomas. Y te lees lo que te recomienda en un muy correcto español, si exceptuamos los signos de exclamación:

Uso sólo bajo supervisión de un adulto. El uso como embarcación ocasiona riesgos y peligros para los usuarios. Atención a los vientos y corrientes de agua. No evita ahogamientos! Solamente para nadadores!

Muy bien. ¿Pero y si eres inglés? Pues si eres inglés, lo mismo. De hecho tienes más ventajas porque te indican cuál es el texto para ingleses (GB). Y te cuenta lo mismo, pero en el idioma klingon que les caracteriza:

Está claro. ¿Pero y si eres estadounidense? Pues lo mismo, ¿no? Pues no. Igual por eso que decía Oscar Wilde, de que lo único que separaba a los yanquis y a los anglos era el idioma:



La versión USA es más bien tirando a paranoica y parece pensar en todos los posibles desastres para advertirnos de ellos: esto no es un salvavidas. No deje a los niños desatendidos. No permita zambullirse o saltar en o desde este producto -esto parece sacado de un contrato de abogados-. No lo deje en o cerca del agua cuando no lo use. No beba alcohol en o cerca de la piscina o en otra agüita. Siga estas instrucciones para evitar el ahogamiento, la parálisis u otro daño grave.

Joer, qué presión. Les ha faltado prohibir la compra de o desde el producto. Pero está bien, mejor eso que lo que hacen los polacos, que no se les entiende nada cuando hablan, a ver si nos quitamos el chicle de la boca:


Lo polaco es lo que no parece chino ni sacado del catálogo de IKEA. Vamos, lo que lleva una enorme R de registrado tachada, se conoce que en Polonia la SGAE está muy mal vista (en Polonia les gustan las exclamaciones, parece).

En fin, así están las cosas. Llenas de precauciones y reglas y ten cuidado y no toques ese enchufe. Excepto si perteneces a esa raza de superguerreros saiyajin que forman los australianos, y no creo que haga falta ponerse a citar a Hombres de Pelo en Pecho como Mel Gibson, Russell Crowe, Cocodrilo Dundee o Kylie Minogue. Basta con el aviso que se les pone a los australianos en la misma colchoneta:


Y ya está. Es que los tíos ni avisan de eso de no bañarse hasta dos horas después de comer para dar tiempo a que se haga la digestión.

Y estas eran mis reflexiones típicas en las vacaciones.

9 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

"Hombres de pelo en pecho como Mel Gibson, Russell Crowe, Cocodrilo Dundee o Kylie Minogue"

Me has matao.

Impresionante la comparativa entre las advertencias de estadounidenses, ingleses y australianos.

Por una vez pienso que la más correcta es la americana y no es exagerada. Todo el mundo sabe que las colchonetas esas las infla el diablo.

Luisru dijo...

Mi hermanita dice que los polacos, además de hablar raro, son supermachistas.
También hay australianos medianamente decentes como... eh... ah... ¡Nicole Kidman!Aunque últimamente parece que alguien ha soplado para hincharle los pómulos.
La pregunta clave es ¿después de las advertencias usásteis la colchoneta?

Tartamundos Trotamudo dijo...

A mi lo que me escama de las advertencias americanas es eso de "No lo deje en o cerca del agua cuando no lo use."

Supongo que tendrá que ver con la protección de la propiedad privada. Si dejas la colchoneta en o cerca del agua corres el peligro de que el viento y/o las corrientes se la lleven mar adentro o a tomar por viento fresco.

Y claro, te quedarías sin el "not life saving device". Y otearías el horizonte en busca de alguien a quién reclamar.

Pero, ¡amigo!, los americanos se han cubierto las espaldas... ¡No dirás que no te avisamos!

Esto me suena a triquiñuelas de los abogados del estilo de los textos que se leen en los vasos de papel para café (¡cuidado, está caliente!) o en los libros de instrucciones de las autocaravanas (¡Ojo, si está usted conduciendo, no vaya a la parte de atrás de la autocaravana a prepararse un café sin antes detener el vehículo!).

Así, con muchas admiraciones... ¡y los micrófonos!

Tartamundos Trotamudo dijo...

A los australianos, sin embargo, no les avisan de este peligro y por ello las costas autralianas están llenas de colchonetas perdidas, llorando desconsoladas por la pérdida de su dueño.

Creo... porque nunca he estado en Australia.

Angua dijo...

Por eso, y por los tuburones blancos

:))

marmota dijo...

jajajaja
Pero qué bueno!!

Ricardito dijo...

jajajaja, muy bueno.

Tartamudos, pese a los mensajes en los vasitos, el año pasado, una buena señora le gano un pleito a Mcdonalds aqui por tener el cafe demasiado caliente y "no avisar". 1 milloncete de petrodolares por quemarse la lengua. Casi casi lo que ganamos todos juntos con nuestras carreras y "cuelpos danones" en toda nuestra vida. Sabia que el de Bioquimica nos tenia mania, pero de ahi a no avisarnos que bastaba con quemarse en el McDonalds pa vivir...

Cayetana Altovoltaje dijo...

Efectiviguonda, como dice el trotamundos, las profusas advertencias y avisos en las instrucciones usacas son para protegerse de posibles juicios. No por nada es el país de la queja y allí sí que es verdad que das una patada y salen 1000 abogados. Encima ganan una pasta totalmente absurda, los tíos (uno de ellos, mi ex). Increíble.
Y digo yo, señor palomares... si no lo hubieran ya probado sobradamente con resultados palpables, le diría que usté y su apañera deben leer menos y folgar más.
Folgar en sentido asturiano.

César desde el ordenador de Rebeca dijo...

O
"follemos",
como termina la kidman el último tostón que rodó Kubrick.
(esto ha sido forzado, pero así me vengo de Kubrick, y junto a la Kidman con el refocileo).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...