martes, enero 29, 2008

Teatro y más teatro

La semana pasada fuimos al teatro, y quizá tuviera algo que ver el hecho de que hacía meses que no salíamos de casa nosotros dos solos (aquí la razón, por si no se acuerdan), pero nos encantó la obra que vimos: Mi misterio del interior, de un grupo llamado Ron LaLá, del que no habíamos oído hablar en la vida.

La obra está compuesta por distintos sketches interpretados por cinco jóvenes actores que actúan y cantan en directo; aunque hay una levísima hilazón entre los números -ellos dicen que todos tratan de la identidad del ser humano; claro, así cualquiera dice que tienen el mismo tema- en realidad son independientes. ¿Y cómo son? Pues divertidísimos. La obra -o el grupo- tiene influencias evidentes de Les Luthiers -no hay más que ver el título-, de Faemino y Cansado, Woody Allen, hasta de Martes y Trece -quién lo diría a estas alturas-. Todo ello tamizado por la cultura basura de los años ochenta que tanto nos gusta a nuestra generación, al estilo chanante pero sin parecerse nada a ellos. Ya es mérito alejarse del humor chanante en los tiempos que corren, cuando parece que hay que elegir entre el Club de la comedia y las imitaciones de Karpov, Karpov, hueles a caldofrán.

Los de Ron Lalá se fajan bien en la distancia corta -tampoco es que el Alfil deje mucho espacio, claro- y cuentan con un público entregado casi desde el primer momento. El espectáculo va ganando tras un inicio titubeante -aunque cantar en el primer gag Yo soy Flik yo soy Flak somos dos en un reloj y mirándonos tú podrás decir si ha llegado ya la hora de dormir hace que ganen cien puntos en mi escala- y va arrastrando al público a través de números desternillantes, favoreciendo la participación del espectador -yo siempre lo he odiado eso, pero ya ves-, como en el caso del genial Tiro al tuno, donde los espectadores tratan de derribar con pelotas a unos tunos colocados como en una barraca de feria, mientras estos cantan:

Los tunos
son los cojones
del grueso pene
de España

En fin, que lo recomendamos vivamente porque además se atreven a cachondearse de los polacos, y eso en estos tiempos de pacatería hay que premiarlo. Dénse prisa que no sé cuánto van a durar; están ya en plan Prorrogamos porque tú lo has pedido, y eso igual dura un mes que un año.

Y el sábado pasado, confiados en nuestra buena racha con el teatro, llevamos a Julia a una obra de teatro para bebés (de 0 a 3 años, decía). Como Julia ya tiene 3 pensamos que le gustaría ver La geometría de los sueños, y allá fuimos. Rebeca se tuvo que quedar fuera para no llenar de adultos el teatro, y pasé con Julia. Antes de entrar nos dieron unas directrices: pónganse aquí, no graben ni saquen fotos, no hablen, por favor no hablen con los niños para que estos se hagan su propia interpretación de la obra.

Y pasamos y enseguida me di cuenta de que para mí iba a ser una putada no hablar de la interpretación de la obra porque así no tendría quién me la explicara. Una mujer portuguesa está sentada. Cuando callamos, nos dice que va a contar la historia de la piedra. Bien hasta ahí. La piedra que quería ser nube. Bien. Y ya cuesta abajo: Pie... pie... pie... piedra... Y tiraba lentejas sobre una piedra atada a una cuerda... Y un niño gritaba en una grabación: ¡Piedra, piedra! Y entonces tiraba harina en un plato. ¡La piedra no sueña! ¡No sueña! Los huesos... ¡de la tierra! Acojonaba, de verdad. No me extraña que no quisieran que grabáramos la escena, así no tengo pruebas y todos pensáis que estoy loco, pero no. O a lo mejor pensáis que nos colamos y estábamos viendo Homenaje al Dadaísmo, pero tampoco. En realidad era parecido a esto:



¿Y los niños? Pues tan panchos. mientras los padres evitábamos las miradas de los otros para no echarnos a reír, ellos permanecían de lo más atento. Cuando acabó -necesitamos varias indicaciones para saber que era el momento de aplaudir- una niña se acercó y le dio un beso a la actriz. Que digo yo que estaría amañado, a lo mejor ella tenía un cacahuete escondido en la falda o algo así, porque si no no me lo explico. Y entonces los demás niños se levantaron a darle besos a la actriz. De no creérselo. Como animándola a que siguiera por esa senda. Y los próximos niños, que se jodan.

En resumen: si queréis ir al teatro ir a ver a Ron Lalá. Y huid de La geometría de los sueños. A menos que tengáis menos de tres años.

13 comentarios:

Carmona Dixit dijo...

"Los hijos son como la sangre de los girasoles y los suspiros de los gatos tristes... ¡Niño melóooooon, niño melóoooooon!" Jajajajajaja
Ah, eran Flik y Flak.

Rebeca Rus dijo...

Si bien es cierto que cuando tienes niños tus expectativas de diversión equivalen a "cualquier cosa que no se haga con niños", apoyo la crítica del Sr. Palomares: Ron Lalá son chipendi lerendi. Aunque tengo que reconocer que a mí me ganaron con el número de la Tuna. Cualquiera que haga humor a costa de la Tuna tiene todo mi respeto y admiración.

marmota dijo...

A mí también me gustó mucho cuando vinieron por Zaragoza. Conseguir que todos nos levantáramos a hacer el mandril (incluido mi novio, que es de esas personas que nada más entrar a un tetaro susurra aterrorizado: "pero no me harán hacer nada, ¿verdad?"), es digno de admiración.

Pero me he quedado con ganas de La geometría de los sueños. jijiji

Tartamundos Trotamudo dijo...

No hay link en las primeras líneas (supongo que donde dice "la razón aquí" debería haber un link). Nosotros los habituales ya sabemos la razón, pero lo digo porque igual los ocasionales visitantes se piensan que es un homenaje a La geometría de los sueños.

Por otro lado, yo también soy muy fan del humor a costa de la tuna.

Rebeca Rus dijo...

Tartamundos: si eres fan del humor a costa de la tuna tienes que leer Sabrina:1- El mundo: 0. y está mal que yo lo diga pero tiene una de las escenas más desternillantes que yo conozco a costa de la tuna.

Palomares dijo...

Lo de la sangre de los girasoles es completamente lorquiano, ¿eh?

He cambiado el link y lo de Flik y Flak, y así ahora vuestro comentario quedará ridículo porque a lo habré cambiado. Me encanta ser el amo de esto. Como este comentario desvelaría mi plan, lo borraré, así que en realidad no estais leyendo esto -véase la entrada 2008-.

Es verdad lo que dice la Rus, hay tunos en la novela esa.

Ricardito "La pera era yo" dijo...

Hombre! si la obra estaba dirigida para los niños, y les gusto...pues tiene su merito! Mientras no se pongan a llorar o a dormir...?Que le parecio a Julia?

P.D. lo de la primera niña que da el beso, esta claro que es su hija.

Luisru dijo...

Ardemos en deseos de leer Sabrina:1- El mundo: 0. No puedo ir a ver la obra. Me he hecho con el DVD con lo mejor de los Chanantes y lo he visto 8 veces. Ya no me hace reir nada en lo que no aparezca Joaquín Reyes.
Palomares, Rebeca, creo que pretendéis que vuestra hija de mayor escriba cosas como el Finegans wake si seguís llevándola a ver estos espectáculos.

Carmona Dixit dijo...

¿2008? ¿Flik y Flak? ¿De qué estás hablando, Palomares?

El 12 de Febrero no lo tengo en mi agenda, lo tengo en la cabeza. Y ahora más sabiendo que hay tunos. Estos tipos me dan tantas ganas de guasa como miedo.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Muchas ganas de leer "Sabrina: 1 - El Mundo: 0" y más todavía si hay tunos maltratados.

Por cierto [peligro: amenaza de anécdota], eso me recuerda una vez que estaba en una pizzería de Albacete (lo siento, no voy a explicar qué hacía yo en una pizzería de Albacete), y aparecieron unos tunos de Valencia por allí, y los de mi mesa, por eso de ser paisanos, les empezaron a hablar e incluso les dieron unas monedas (para mi indignación). Yo, que les vi talluditos, le pregunté a uno de recia barba:
- ¿De qué curso sois?
- Somos de primero...
- De primero, de primero... lo que sois es de-pri-me-ntes...

Yo fui el único que me reí, pero me gusté mucho a mi mismo ;-))

Ron Lalá dijo...

Muchas gracias, Palomares y Rebeca, por venir a vernos y por ese comentario tan extenso y prolijo. Por fin alguien ha pillado lo de Flick y Flack, jajaja... ;) Ole por vuestro blog. Os mandamos un ciberabrazo teatrero de Ron Lalá.

Palomares dijo...

Me encanta Internet.

Rebeca Rus dijo...

Gracias a vosotros, por hacer obras estupendas a precio de amigo. Espero volver pronto a veros de nuevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...