lunes, marzo 01, 2010

Los comienzos son duros

La joven modelo está exultante: ¡Mamá, tengo trabajo! La madre se siente tan orgullosa que lo cuenta a las vecinas a la menor oportunidad: La niña va a hacer un anuncio. De pasta de dientes. La niña siempre ha tenido una sonrisa preciosa.

La joven modelo siempre ha tenido una sonrisa preciosa:


Qué disgusto de la madre. Cómo se lo va a enseñar a su vecina Encarni. Pobre joven modelo. Cómo va a poner esta foto en su carpeta. En todo el mundo cientos de miles de personas ven la foto de la joven modelo y no piensan en que la joven modelo tiene una sonrisa preciosa. Piensan: qué asco, por favor. Qué dientes. Y qué cejas.

La joven modelo se pregunta por qué no han cogido los creativos y han hecho un anuncio de Antes y Después. Siendo ella el Después. O si es el Antes, siendo también el Después. Que se vea su sonrisa preciosa y alegre, no el sarro. En los días pares la joven modelo piensa que los publiciteros somos unos hijos de puta.

Pero entonces alguien consigue su teléfono y la llama. Es un director de cine, quiere que esté en su próxima película. ¡Mamá, tengo trabajo! La niña siempre ha sido una artista, sale muy bien en la cámara desde pequeña.

A mitad del rodaje, la joven modelo rumia la manera de decirle a su madre que la película que está rodando es una secuela de vampiros contra hombres lobo. En los días impares la joven modelo piensa que los directores de cine son unos hijos de puta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...