martes, junio 15, 2010

España ra ra ra

Ahora que ya todo ha pasado podemos decir la verdad: Rebecka Rüss, la escritora sueca o danesa o islandesa o finlandesa o noruega que ha estado estos días firmando en la Feria del libro de Madrid era en realidad Rebeca Rus, la escritora de Vallecas. Nuestra Rebeca, la inventora del chick lit castizo. Era todo un vulgar truco publicitario para lograr vender tanto como los escritores nórdicos que este año han invadido las casetas madrileñas.

Durante toda la semana, ya lo saben ustedes porque son de Madrid o lo habrán visto en las noticias como si les interesara, jarreó con fuerza en la capital. Como si estuviéramos en Noruega. Es lo típico, aquí en Madrid somos tan cordiales con los visitantes que hasta usamos nuestra Máquina Desestabilizadora del Tiempo para que los escritores nórdicos se sientan como en casa. Afortunadamente, el domingo salió tibiamente el sol y eso permitió que cienes de personas o gente que al menos parecían personas se acercaran a la caseta en la que nuestra escritora favorita repartía sonrisas y firmas:


Aquí no se ve la gente, es cierto, sino el cartel promocional que nos hicimos (mil gracias a María Portela, qué chica más maja), a la sonriente compañera de firmas de Rebeca, Isabel García-Zarza (si tenéis hijos visitad su blog, y si no también) y a Rebeca con su característico casco vikingo de los domingos. Pero la gente estaba, os lo juro. Y me empujaba para ver mejor a Rebeca y comprobar si llevaba trenzas rubias.


Nota mental: dejarse crecer trenzas rubias para el año que viene.

Yo decía: ¡Pero esto es el colmo! (capital de Suecia) Para reforzar la idea de que Rebeca era Rebecka. Pequeños ardides publicitarios que usamos los expertos. Dejándolo caer como si tal. Subliminalmente. Oslo prometo. Ahí va otra. Sin esfuerzo las suelto.

Rebeca, por su parte, además de llevar lo que se ve en la foto, blasfemaba de vez en cuando en vikingo para mayor Verosimilitud (capital de cierta república báltica):




Y ahí estuvo el error. Lo primero, porque a Rebeca no le acababa de salir creíble. Ella está más acostumbrada a gritar: ¡Por Tutatis! Y en segundo lugar, porque a los nórdicos no les toques los martillos de sus dioses. Son muy suyos para eso. No me toques los Mjolnir, dicen. Esto es así. Y empezó a decirse que a Rebecka le sobraba una K. Y que tenía muy poco acento. Y que Eyjafjallajökull no era un postre con fresas, como decía ella. El caso es que pronto corrió el rumor por la Feria de que una falsa nórdica estaba forrándose. Los nórdicos se pusieron como motos. Los nórdicos son muy rencorosos; parece ser que el rencor les ayuda a soportar las largas y frías noches de invierno y las largas y frías noches de verano. El rencor, lo sabemos todos los Escorpio, es calentito como un gato.

Contratacaron. Si una española fingía ser nórdica, ellos muy bien podían fingir ser españoles. Y eso hicieron.



Arnaldur Indridason, o como se escriba, contrariado porque a pesar de vestirse de torera no logra pasar por español

Pero para entonces nosotros ya nos habíamos ido de la Feria y estábamos comiendo cosas que no eran albóndigas suecas pero que tampoco era paella, celebrando que un año más habíamos sobrevivido a la Feria del Libro, y pensando en qué pasará el año que viene si dedican la Feria a Egipto. ¿Iremos vestidos de momia o de Cleopatra? ¿O de momia de Cleopatra?

8 comentarios:

Noelia A. dijo...

ups, pues yo me habia creido al cien por cien que Rebecka era Nordica... jajaja

al dijo...

Pobres nórdicos. Todavía no se han recuperado de su intento de conquistar España (cuando lo de Eva Sannum).

Palomares dijo...

Noelia, a mí también me engañó. Imagina mi sorpresa cuando me dijo que en realidad no sabía sueco ni montar un mueble.

Al: yo creo que Eva conquistó los corazones de todos los españoles. Y otras cosas de algunos.

eMe dijo...

Lo que río con este blog no se puede expresar con suficientes ja,ja. Quizá algún día lo intente en Sueco. ¿Cómo se ríe en sueco? con jajas no, está claro.

Palomares dijo...

eMe, en sueco no sé, pero en islandés reírse (de la gente) se dice Bjork

Hans dijo...

Palomares, me pasma tu capacidad para los idiomas nordicos. En cuanto a Rebecka, la veo de luxe. Nota mental pa'l güiken, comprarme el libro nuevo (tengo vuestra bibliografía entera salvo eso ;-D)

Palomares dijo...

Eso, eso, cómpralo ya, que completar las colecciones dentro de algunos años costará mucho más dinero y esfuerzo.

Hans dijo...

Ayer lo compré. En la FNAC. Le pregunté a la vendedora si lo tenía y se fue de inmediato hacia un montón a buscarlo; sabía dónde estaba, pues lo había vendido abudantemente. Le dije que lo había escrito una amiga, que siempre mola ;-D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...