lunes, mayo 02, 2011

Ipanema de nuevo

En Ipanema, la panadería maestra en las leyes del marketing, que aquí admiramos sin mesura, siguen usando todo tipo de trucos para ampliar su negocio. Fíjense con qué habilidad justifican el aumento del precio de sus productos, recurriendo a todo tipo de argucias tipográficas:


Negritas, mayúsculas, subrayados... Ni una sola Comic Sans. Hay finura ahí, y un poco de demagogia, que nunca viene mal. Sólo ese "por" descabalgado en una línea afea el resultado final.

Movimiento defensivo. Pero veamos alguno de sus movimientos ofensivos, donde lo cierto es que Ipanema sigue brillando en el barrio. Lo digo sin ironía.


Si la panadería no está llena a esa hora, yo no sé nada de jubilados ni de marketing. Perfecto al identificar un público, elegir un horario con poco tráfico y hacer una oferta relevante para ellos. Un aplauso.

Más marciana es esta otra oferta:


Por ejemplo:

Esto que se ve es un ficticio, claro. Tiene el tamaño de una cabeza de un señor con cabeza grande -no decimos nombres-. No sé quién puede querer bollos tamaño gigante ni para qué, pero la verdad es que es verlo y que te apetezca. Desconozco su éxito, eso sí, pero para la panadería no hay riesgos: si funciona bien abren una nueva vía de negocio; si funciona mal se retira la oferta y ya está.

Está bien que haya gente que use la imaginación.

2 comentarios:

al dijo...

Eso de la bollería gigante es como los truchos. Nadie lo comprará, pero lo ponen en el escaparate y así lo pueden enviar a festivales.

Señorita Puri dijo...

no me apetece nada comerme semejante bollo... espero que el bote de Eno sea igual de grande...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...