miércoles, febrero 29, 2012

Cómo animar a los anunciantes a que se gasten los cuartos

Publimedia es una empresa que se dedica a alquilar espacios publicitarios a los anunciantes. En el Metro, por ejemplo. Desde hace algunas semanas tiene una campaña de marquesinas en el Metro de Madrid. Esto es, en sí mismo, una mala noticia para ellos: si alguien estuviera pagando por aparecer en esos espacios, Publimedia no estaría usándolos gratis para anunciarse a sí misma (pasa lo mismo en los periódicos: si en El País hay muchas páginas de autopromo o de Visite nuestro bar, mala cosa: es que El Corte Inglés no está anunciándose allí).

El caso.


Que esta es la campaña en cuestión. Muestra una foto de un andén de metro (bonita foto) con el espacio publicitario que ofrece la empresa y A LA QUE NADIE HACE NI PUTO CASO.

Fíjense en que el valor de un espacio publicitario es que lo ven X personas al día. Gracias a una página en El País, yo puedo llegar potencialmente a unos dos millones de personas, y por tener ese privilegio pago un dineral. Si pongo una valla en el Metro llego potencialmente a todos los que pasen por esa línea en algún momento del día. Qué mejor manera de demostrarlo que poner un andén en el que espera apenas una decena de personas que no están mirando en absoluto las vallas de publicidad.

Anda que...

No digo yo que haya que mostrar a doscientas personas mirando embobadas la publicidad, pero qué mínimo que alguien demuestre interés por el anuncio, ¿no?

Un error de bulto que sin embargo los chicos de Publimedia no comenten en otros sitios: tienen un Flickr con fotos de sus productos (sus espacios publicitarios) y ahí están más espabilaos:


Eso es. Tampoco es que haya mucha gente, pero bueno. Al menos hay unos señores a punto de perder su vuelo porque están mirando atentamente la valla triangular de Movistar. Así sí.

¿Cómo? ¿Que no están mirando la valla sino los paneles de información? Qué sabréis vosotros de las metáforas publicitarias...

8 comentarios:

Heimdall dijo...

Muy acertado ;)

Saludos

http://javicrespo.blogspot.com/

Alberto Ramos dijo...

Ni los dueños de las vallas se fijan en ellas.

Palomares dijo...

Gracias, Heimdall.

Alberto, imagínate cómo sería la radio, la gran olvidada. Yo de hecho me he olvidado de hacer un comentario a la radio en el texto.

Alberto Ramos dijo...

La radio es el medio invisible.

Anónimo dijo...

Qué atrevida es la ignorancia!!! Hay que leer un poquito y estudiar mucho para entender como funcionan los medios!!!
Así que, hala, a estudiar para después poder hablar con propiedad.

Palomares dijo...

En efecto, Anónimo, la ignorancia es muy atrevida.

Anónimo dijo...

A ver si lo entiendo. Entonces si anuncias unos snacks deben aparecer decenas de personas comiendoselos, si anuncias un BMW debe ir lleno de gente, en plan fragoneta...algo asi no? no vale mostrar el producto y punto...
Menos mal que en la publicidad siempre hay iluminados(cada vez mas)que nos van alumbrando el camino...que si no...

Palomares dijo...

Querido anónimo.
Este es un blog escrito por un publicitario. Es un blog de humor. De humor agridulce. A veces se habla de publicidad porque veo cosas que me hacen gracia. Y hablo de los anuncios que hacen las panaderías de barrio, por ejemplo. O de por qué los anuncios que llevan famosos escriben el nombre de los famosos, como si no se reconocieran.
Creo que ignoras ese contexto y que quieres hablar en serio. Bueno, pues hablemos en serio.
¿Te imaginas un anuncio de BMW donde nadie condujese o siquiera mirase, el automóvil? ¿Un anuncio de snacks donde nadie comiera un snack? No cien personas: NADIE.
Si Publimedia hubiera sacado un anuncio con los andenes llenos y todos mirando la valla habría resultado poco creíble. Pero creo que entre eso y sacar gente que ignora las vallas hay un trecho.Me autocito de este mismo post: No digo yo que haya que mostrar a doscientas personas mirando embobadas la publicidad, pero qué mínimo que alguien demuestre interés por el anuncio, ¿no?
El producto que ofrece Publimedia a los anunciantes no son los espacios, ahí diferimos: es la audiencia. Tal espacio tiene valor porque lo ven cien mil personas cada día. La foto de Publimedia muestra una docena de personas tan solo, y nadie mirando la valla. No es que sea un #epicfail, pero teniendo en cuenta que mucha gente desconfía de la eficacia de algunos medios (la vieja frase de "el 50% de mi inversión publicitaria es inútil, pero el problema es que no sé qué 50% es") este anuncio no ayuda a rebatir sus prejuicios: que igual pone un anuncio en el Metro y nadie lo mira.
Por poner un ejemplo cercano: ¿te imaginas un anuncio de Mediaset en el que aparezca una televisión en un salón con un bloque publicitario puesto y veamos que el ama de casa está fregando los cacharros mientras tanto y él ha aprovechado los anuncios para bajar la basura? Yo tampoco.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...