viernes, julio 13, 2007

Canto del cisne

Lo último que hice en mi ex agencia, hace de esto ya seis meses, fue pensar en este anuncio para una asociación sin ánimo de lucro llamada Ecovidrio, que anima a reciclar vidrio. Vaya, hombre, ya os he reventado el final:



Como el anuncio ha tardado cerca de medio año en ver la luz, me ha pasado con él algo infrecuente: no he seguido de cerca todo el proceso de realización. He sido como el futuro padre que toma las de Villadiego después de echar el polvo. Y ahora me encuentro al chaval (me lo ha enseñado la madre) y apenas lo reconozco como mío. O sea, sí, tiene mis ojos: esa era la idea que yo pensé, esas palabras que recita el locutor las escribí yo, pero de alguna manera me resultan extrañas, hay una distancia entre el anuncio y yo difícil de salvar.

A veces me ocurre con algunos relatos, por motivos distintos. Los leo, meses o años después de haberlos escrito, y me parecen creados por una mano diferente a la mía, me sorprendo de las reacciones de los personajes como si las viera por vez primera, me irritan las torpezas del narrador y me complacen sus aciertos, y en ningún momento creo verosímil que el autor de esa obra fuera un yo dos años más joven, tan lejano me parece el relato o tan extraño a mí.

Si yo hubiera estado presente mientras se iba realizando la película el anuncio sería sin duda diferente, lo sentiría también más mío. Ahora en cambio lo veo y casi puedo llegar a ser objetivo con él, valorar sus virtudes y sus defectos sin ser engañado por el orgullo. Casi, porque en el fondo, sigue siendo mío y le he cogido afecto. Y además que el polvo estuvo bastante bien.

7 comentarios:

Tartamundos Trotamudo dijo...

Vaya, a mi el anuncio me mola. Tiene su desenlace y todo.

Lo de las creaciones como hijos abandonados en un hospicio... bueno, supongo que todos cambiamos con el tiempo, a veces tanto que nos cuesta autorreconocernos.

magda gonzález dijo...

El anuncio me ha gustado. Creo que es capaz de concienciar sobre la necesidad del reciclaje. La mención al síndrome de Diógenes me parece muy buena.
Sobre el reconocimiento o no en algún escrito del pasado, a mi me pasa algo similar con las fotografías. Cuando son recientes, pienso que he quedado fatal. Nunca te sacan el mejor perfil, a veces sales con la cara enfurruñada, los ojos rojos ... Y cuando son viejas siempre pienso que qué guapa estaba entonces y qué puñeta lo de la ley de gravedad. Así que nunca me reencuentro tal como soy. Bueno, los espejos son otra historia.

César desde el Canal. dijo...

Vale, es viernes 13, por eso ha de ser.
Cuentas tu historia del canto del cisne, y voy te cuento la mía:
anuncio que me voy de una agencia, y como tengo campañas que quiero realizar, me quedo dos semanas más. Explícitamente porque quiero acabar esos trabajos y meterlos en carpeta.
Como tienen que emprimirme esas dos semanas (dicho así por la directora creativa ejecutiva) no me permiten asistir a los rodajes, ni a los montajes.
La ediciión final se hace cuando ya estoy fuera de la agencia.
Y ahora les han dicho a todos los proveedores e intermediarios que ni se les ocurra pasarme esos mpgs.
Así que he tenido unos hijos a los que he cuidado tanto cuanto me han dejado. Y ahora ni siquiera puedo verlos, ni presumir de mi paternidad.
P.D: ¿no fue aquí donde hablamos del mal de diógenes, poco antes de que apareciera un artículo de maruja torres en El País?
Diógenes, que sólo llevaba consigo una escudilla para beber, hasta que vio que los animales bebían a sorbos, y tiró también la escudilla... Lo dejo a la reflexión.

José Antonio Palomares dijo...

César, qué de gente mezquina hay en el mundo, es increíble.

Hablamos aquí del Síndrome de Diógenes, sí, cuando el caso del Cubo de Basura desaparecido:

http://cerdoagridulce.blogspot.com/2007/03/un-trabajo-frustrante.html

Ricardito dijo...

A mi me ha parecido algo tremebundista (que la cosa se lo merece, cierto), ?no Jose? Vamos, hasta daba miedo. Un poco mas y sale el de la voz en "off" sacando una pistola y matando a los guarros que generamos basura. Por cierto, he hechado de menos, eso si, unas imagenes de un programa rosa de esos. !Y mira que es que generamos basura!

!Que pringao el tal Diogenes. Para las albondigas no se necesita escudilla! ?Jugaba en el aleti?

Angua dijo...

A mi entender este hijo no se parece mucho a ti, a la madre le ha quedado fatuo y prepotente, ambas cosas agradablemente fuera de tu fenotipo.

Aunque quizá deberíamos escudriñar tu genotipo...

es broma, aunque tanto la realización como la locución no me parece que tengan mucho que ver contigo, la verdad.

thehardmenpath dijo...

Pepe Mediavilla es un crack, hayas tenido tú que ver con eso o no.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...