miércoles, julio 04, 2007

Harry Potter y el duende de las ventas ingentes

Está a puntito de salir el séptimo y último libro de la saga de Harry Potter, ya lo saben ustedes, quizá porque son aficionados al mago o porque la terrible presión mediática ha hecho que se enteraran. En este último libro parece ser que va a morir un protagonista o tal vez dos y la gente está preocupadísima y haciendo cábalas y quinielas sobre quién será el elegido (por cierto que podríamos hacer una porra nosotros también).

De Harry Potter me he leído no sé si dos o tres libros, los primeros de la serie, que me parecieron la típica literatura juvenil bien trabada pero por la que tampoco perdería el sueño; me dio la impresión de que eran demasiado ligeros. Vamos, los típicos libros juveniles. También creí estar leyendo todo el rato el mismo libro, con sutiles variantes en cada tomo, y ahí creo que radica uno de los secretos de la serie, en que ha logrado crear una estructura que funciona y que repite una y otra vez (como House, por poner un ejemplo).

El éxito de la saga es tan brutal que desafía cualquier medida ordinaria. Fíjense, por ejemplo, en el contador de libros vendidos de Amazon, hace una semana:


A falta de casi un mes para que salga a la venta, cerca de 900.000 personas han reservado el libro, es decir, casi el doble que las ventas totales de Me llaman Fuco Lois (o así, nunca fui muy bueno en Matemáticas). La editorial, Bloomsbury, espera vender 3 millones de copias en las primeras 24 horas (hasta los espectaculares resultados del iPhone palidecen). Cuánto dinero suelto del que no vamos a oler nada, ¿eh?

Pues a pesar de este éxito asegurado, aún prosigue la campaña de promoción del libro. Ah, la codicia humana. En los próximos días oiremos toda clase de anécdotas sobre la novela que llegarán al telenoticias, he aquí lo extraordinario. Un acto cultural -aunque ya sea tan comercial como este- que gana su espacio entre las noticias, no tanto por el objeto cultural en sí, ya sería demasiado, sino por lo que lleva aparejado. En ocasiones anteriores hemos visto niños que se compraban libros en inglés sin saber inglés ("lo voy a leer ayudándome de un diccionario"; eso sí que es voluntad, chaval), mucha gente disfrazada, hemos visto camiones blindados transportando las novelas (¿os imagináis un Asalto al furgón del tren para hacerse con el botín de una docena de libros?), hemos leído que Rowling se cruzó el Atlántico en barco y no en avión para no separarse de su manuscrito, etcétera. Volveremos a verlas en los próximos días. Algunas serán verdaderas y otras inventadas por el departamento de marketing para conseguir un hueco. Como la que apareció hace poco en la prensa: un hacker se había colado en el sistema informático de la editorial, había leído el borrador y revelaba sus secretos. Y se reía así: BWAHAHAHAHA. A mí toda la historia me huele a chamusquina, empezando porque haya un foro donde los hackers cuenten sus hazañas por el que se pasa habitualmente una empresa informática de seguridad. Lo típico, es como tener la Guarida Secreta del Doctor Maligno señalada en un mapa y con indicaciones para llegar. Y en el trayecto de la ronda de los municipales. Que muy escondida no está, vamos.

Me escama especialmente este párrafo:
PC Tools afirma que no puede verificar la reivindicación. "Sólo las dos partes implicadas pueden hacerlo, el 'hacker' y la editorial. Pero seguramente la historia es cierta".
No tienen ni puta idea, porque es algo entre el ladrón y su víctima. Pero en fin, si dice que lo ha hecho, será por algo, cuando el río suena agua lleva. Y por qué querrían mentirnos, además.

Huele, vamos, huele a montaje aliñado para la prensa. Y es que han vendido sólo 325 millones de ejemplares y les debe parecer poco. Desde aquí te lo digo, Rowling, deja algo a los demás, coño.

15 comentarios:

Rebeca Rus dijo...

Bueno, pues si era cierto que se trataba de un montaje. Pero no de la editorial sino de un grupo de personas que querían denunciar el exceso de credibilidad del que gozan hoy en día los medios de comunicación. Hicieron una prueba, lanzando un mensaje falso (aka: conocían el final de Harry Potter porque un piratilla lo había manguado) y dejaron que la pelota volara para demostrar lo lejos que podía llegar una noticia falsa.

José Antonio Palomares dijo...

¿Y tú por qué no me lo has contado antes?

En cualquier caso, sí que ha llegado lejos el rumor: hasta el Cerdo agridulce, nada menos. No se puede llegar más alto.

tirkha/MAP/Miguel Angel dijo...

El otro día veía una peli en la que el prota ganaba las elecciones porque su nombre era como el de un candidato anterior.
Tu libro tendría que haberse llamado: "Me llaman Harry Potler"
¿Quién no ha llevado alguna vez unas auténticas y genuinas Yumas?

Tartamundos Trotamudo dijo...

El fenómeno Harry Potter es más un fenómeno mercadotécnico que literario propiamente dicho.

Y sí, ya han utilizado (directa o indirectamente) las más variadas e ingeniosas técnicas de promoción.

Lo del cambio de letras es algo que se lleva mucho en los dominios de internet... Compruébenlo buscando www.gogle.com, inflas.blogspot.com o sopaagripicante.blogspot.com mismamente ;-)))

magda gonzález dijo...

Tienes razón. Las matemáticas nunca fueron tu asignatura preferida ¿no? Es más, un cero es un cero, esté a la derecha o a la izquerda, ¿qué más dará, digo?
El montaje jarripoter me parece increible. Una desmesura, una fantochada. Lo que la gente llega a hacer por dinero es inimaginable. No he leido ninguno de la saga (aunque he visto alguna peli a retazos), pero hay que reconocer que, en los tiempos que corren, acercar un libro a un adolescente y competir codo con codo con la tele, la play, el ordenata, el movil y la pisci, tiene mucho mérito. ¿Cuántos adolescentes se habrán "enganchado" a los libros después de HP? Aunque sólo sean unos pocos en todo el mundo, vale la pena.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Confieso que soy una de esas casi 900.000 personas que han reservado el libro para cuando salga. A pesar de haber hecho lo mismo con el anterior y quedar bastante escarmentada. Me gustaron, y mucho, los cinco primeros, pero recomiendo leerlos en inglés. No estoy en absoluto de acuerdo con las traducciones que se han publicado en España. Aunque, por otra parte, con el poco dinero que van a ver los pobres traductores de toda esa pasta... yo tampoco habría puesto cuidado.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Ah, se me olvidaba. No sé si en esto radica el éxito mundial de la saga, pero a mí me enganchó porque me retrotrae a mi infancia, cuando leía con la misma impaciencia los libros de Los Cinco y cosas así. Son muy ingleses, y, sobre todo en los tres primeros, hay un humor muy cáustico, muy británico, que me encanta.
Ah, también tengo la bufanda con los colores de Gryffindor.

Lo sé, lo sé.

César desde el Canal. dijo...

Doctor maligno existe: resulta que se llama "corporación" y consiste en que, si tengo una compañía que fabrica zapatillas con una agencia de publicidad obligada a anunciarme en sus sucursales de todo el mundo, y la agencia pertenece a un conglomerado mediático que además de dicha agencia que anuncia zapatillas tiene otras agencias que anuncian otras zapatillas para que, al final, el conglomerado de lugar a cifras positivas a sus accionistas, para poder contar con más dinero para además de un conglomerado mediático se pueda poner a producir sus propios contenidos que hará llegar a sus públicos a través de su conglomerado mediático, donde se anuncian unas zapatillas especiales que tienen que ver con uno de los productos de consumo más o menos cultural, más o menos audiovisual, y que encima consiguen vender como si fuera el propio público el que crea el producto...
Entonces ya tienes al doctor Maligno, que se queda con todo el dinero: tiene el medio, tiene el producto, tiene el merchandising y la publicidad del producto, tiene los telediarios para anunciarlos, y tiene a los accionistas frotándose las manos.
Y si para que la cosa funcione hay que meterle más dinero, se le mete: que el dinero no falta, hombre, falta tener el suficiente para poner la rueda en marcha.
Y por eso pasan tantas cosas que nos parecen inexplicables. Porque su lógica no se nos alcanza.

César desde el Canal. dijo...

Pues eso.
Asfalto.
Necesitamos una revisión de "No logo" ipso facto!

Ricardito dijo...

Jajaja. Thirka, mira que ver pelis del Eddie Murphy! No creo que la idea funcionara, ya que, que recuerde, Eduardos Manospenes no tuvo un tiron tan importante como la peli del Tim Burton. Y ademas, si tu hermano publicara ese libro de Jarri Poter, le podria caer un pleito de esos de abogados americanos de no menearse.

*nota mental: ?Jarrai Poter y los problemas de la kale Borroka?*

Si Cayetana, si. Me temo que si.

Hans dijo...

Leer HP en V.O. exige un esfuerzo notable, estaréis conmigo. Trajimos de Londres a UPMM (unidad-progenie masculina mayor, para quienes no frecuentéis mi bló) el del príncipe mestizo, y a pesar de ser ADICTO (yo creo que se ha leido cada uno unas doscientas veces) ni por esas. MBO medio lo gestionó. A mí me dió pereza buscar en el Webster's (unabridged) cómo se decía en inglés 'pucherete para pociones individuales de aleación de cobre y zinc con doble asa practicable', un poner.
Por lo demás, estoy muy de acuerdo con Caye (como casi siempre). Aunque no tengo bufanda de Gryffindor

José Antonio Palomares dijo...

En casa también tenemos los seis, o casi, algunos en español y los tres o cuatro últimos en inglés, que casualmente son los que yo no he leído porque, como apunta Hans, me da demasiada pereza. Leo tan despacio en inglés que me parecería estar perdiendo el tiempo con el Potter. Pero la Rus se los calza sin problemas.
Digo esto para que no se piense que le tenemos manía a la Rowling, que no. Incluso nos cae bien.

José Antonio Palomares dijo...

Por cierto, nadie ha recogido mi guante sobre quién va a palmar de Troya en la novela. ¿Apuestas, caballeros y damas?

Angua dijo...

Pues servidora, que sepáis que inauguró la lista de espera de la casa del Libro de Madrid, ante el descojono de mi hermano, pero a mí me da exactamente igual.

Soy fan.

Y no tengo una bufanda de Gryffindor porque aquí no la venden, pero ahora no pararé hasta conseguirla:

Y en cuanto a las muertes, yo apuesto por un profesor que parece malo, pero creo en su sacrificio final por el bien, y creo que Harry también caerá y se llevará consigo la saga, como quiere su autora, y a Voldemort, como debe ser.
Salvará el mundo de la magia y el de los no magos, y a sus amigos, que merecen una vida larga y llena de amor.

sniffff

tirkha/MAP/Miguel Angel dijo...

Ricardito, siempre puede hacer lo que AR (Ana Rosa), ¿no?

Yo creo que la palma el mayordomo ... ah, no, ese es el que mata.
Pues entonces la palma él y ella se casa con el caballo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...