lunes, julio 16, 2007

Recuerdo de San Sebastián

Repasando fotos para el blog, que tengo muchas pendientes, me he tropezado con una del último viaje a San Sebastián, cuando el festival de publicidad. No sé por qué no la puse en aquella crónica, pero la traigo a colación ahora como ejemplo de cómo un estereotipo se ve confirmado por pequeños detalles sin importancia. Con todos ustedes, la foto titulada: "Los vascos son unos sobraos":

Toma promoción. Tostada triple. En mayúsculas, que por eso es triple: TOSTADA TRIPLE. Aquí no se andan con chiquitas, si acaso con txikitos (chiste multicultural cortesía de la casa). Ay, qué bien viviría yo en San Sebastián. Y qué fácilmente llegaría a un peso de tres cifras y media.


7 comentarios:

Tartamundos Trotamudo dijo...

Muy bueno el chiste de los Txkitos, Txiki ;-))))

Luisru dijo...

Lo que no pone es cuanto cuesta la promoción ¿Costará lo que 3 tostadas simples? No me digas que no la probaste... O por lo menos le pediste al del bar que te la enseñase.

Luisru dijo...

Que te enseñase la tostada triple. No me seáis mal pensados.

José Antonio Palomares dijo...

Tú sí que sabes, tartamundos.

Luisru, no pedí la tostada triple, no me atreví. Cada vez que vi el cartel fue tras una intensa ingesta de pinchos del lugar, y me dio miedo de que fuera la tostada la que me comiera a mí, y no al revés.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Ya está usté volviendo a donosti a pedir esa megatostada para contarnos la experiencia. Desde luego qué débiles me salen ustedes los madrileños, no hay ná que hacé.

Rebeca Rus dijo...

Un compañero de trabajo, haciendo una incursión en el portal de la consejería de deportes del País Vasco (no preguntéis el por qué), descubrió que uno de los deportes tradicionales de allá consiste en coger piedras y horadarlas a golpazos. En la página web no explican si con la cabeza o con otros instrumentos.

César desde el Canal. dijo...

Obligado romper una lanza por las tradiciones forales de vascos y navarros:
he tenido el gusto de asistir a celebraciones de levantamiento de pesos, de traslado de los idems, de corte de leños, !incluso he visto colgar boca abajo a un leñador que cortó un tronco así, boca abajo, como el que rompe un palillo de dientes!
Y me ha emocionado. Porque no había trampa ni cartón. Y porque en la austeridad se mostraba una nobleza que no se encuentra en los deportes mediáticos.
Y no sigo, que volvemos al relativismo cultural y al paisaje olfativo de las aguas fecales de hace unos días.
Bueno, sigo, pero sólo un poquito. Puesto que nos queda otro año de espera:
!VIVA SAN FERMÍN!
!GORA SAN FERMÍN!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...