domingo, enero 18, 2009

Reflejos bisibles

Lo más importante en la vida, aparte de tener dinero o una novia que se parezca a Heidi Klum, es tener reflejos. Hay que tener reflejos, capacidad de improvisar, de retroceder y solventar los errores, de poner un cuadro encima del lamparón de vino que dejaste en la pared, de fingir que decir el nombre de otra durante el acto sexual es sólo una broma de mal gusto, de mirar fijamente a los ojos al otro y decir: Debes haber escuchado mal. De coger un rotulador y corregir una carta de un restaurante:


Y hacerlo imitando una tipografía picuda para que se note menos. ¡Grande!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Como eres, ¿no bes que la v está al lado de la b en el teclado? baliente suspicaz...
Char.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues yo habría dejado "vilvaína", le da un toque de clase a la carta. Mancanta también lo de "bologñesa". Gggñññññam! Delicioso todo.

Anónimo dijo...

qué bueno, dónde es??? quiero ir a comer :)

Angua

Carmona Dixit dijo...

Yo me he fijado antes en la Bologñesa que en la Vilvaína. El que lo haya corregido es un maestro de la tipografía.

al dijo...

En realidad, el nombre del plato es "merluza a la vil vaina".

Carmona Dixit dijo...

Jajajaj vil vaina.

Al Espaghetti tampoco hay que perderlo de vista.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Una carta muy recomendable, sin duda alguna.

Y el chef sabe jugar sus cartas.

Ricardito ëmore dijo...

Pues yo en lo primero que me he fijado ha sido en lo de "Pizza de Jamon"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...