martes, enero 13, 2009

Sherlock Holmes tramposo

Yo estaba ya determinado a no ver El Mentalista, porque me estaba mosqueando la abrumadora promoción que le estaba haciendo La Sexta. Pero soy débil de voluntad (tomad nota, supermodelos brasileñas), así que el jueves allí estaba viendo dos capítulos de la serie Número 1 en USA (yo no sé las veces que he visto esto de Número 1 en USA, o que lo he empleado yo mismo para vender algo). Y, oye, la serie está bien, aunque no sé si tanto como para merecer un primer puesto.

Bien construida, bien producida y bien interpretada (el rubio protagonista de los rizos ya me gustaba de una serie llamada El guardián que veía a salto de mata en Telemadrid), El Mentalista es la historia de un hombre con acentuadas capacidades de observación que tiempo atrás se ganó la vida como falso mentalista, y ahora ayuda a la policía como asesor. Más o menos el reverso tenebroso de Psych, la serie en la que un tipo con acentuadas capacidades de observación ayuda a la policía haciéndose pasar por vidente.

Pero donde Psych hacía aguas por su búsqueda de la comedia más chusca, El Mentalista propone un enfoque mucho más clásico. A lo mejor hasta demasiado clásico. Tenemos al protagonista, que es guapo e inteligente, a la coprotagonista, que es guapa y escéptica (ya se huele aquí la Tensión Sexual No Resuelta, ¿eh?), un par de ayudantes que parecen torpones y una policía novata que está para tomar pan y moja (no pongo fotos que esto no es el Playboy, aquí se leen de verdad los articulos; espero, vamos. Pero bueh, mirad aquí). Hay un misterio insoluble, los policías van en la dirección incorrecta, pero el Mentalista, gracias a sus poderes de observación, resuelve el caso (tiene pinta de que la estructura va a ser así ad nauseam).

El Mentalista, así, no deja de ser una nueva revisión del mito de Sherlock Holmes, con un hombre con una capacidad de análisis abrumadora, que es insufrible en muchos aspectos de su vida personal pero un genio profesionalmente hablando. Como House, sí, eso es. La diferencia fundamental es que el Menatlista es un Holmes tramposo, muy tramposo.

Porque no tengo ni puta idea de manejar el Photoshop, que si no le ponía a este una pipa, una gorra, una lupa, un violín y al doctor Watson y diríais: "¡Oh, si es Sherlock Holmes!"

No porque no respete la legalidad (en un episodio hipnotiza a una chica, por ejemplo, para espanto de su recta compañera), sino porque no explica el razonamiento que lleva a sus deducciones. Como en el chiste de Gila sobre Jack el Destripador (minuto 5): "Esto ha sido Jack el Destripador... ¿Y cómo lo sabe? ¡Porque soy Sherlock Holmes y a callar todo el mundo!". Y eso es trampa. En la serie juegan a una extraña ambigüedad sobre si tiene poderes o no; extraña porque sólo un personaje parece creer que los tiene, y el mismo Mentalista niega poseer algo más que una afilada inteligencia. Pero cuando llega el momento de explicar los cimientos de sus deducciones el tipo calla, supongo que para comodidad de los guionistas, que no tienen que darle muchas vueltas, sólo inventar revelaciones impactantes ("Su padre era entrenador de fútbol", "El asesino vestía completamente de azul"), y ni siquiera cuando tienen el trabajo hecho se molestan (por ejemplo, en un calco-homenaje de La carta robada, escena en la que el Mentalista gana una y otra vez al Piedra-papel-tijera).

Así las cosas, da la impresión que el Mentalista se va a convertir en una tediosa repetición de esquemas y revelaciones (tal y como tuvo el peligro de sufrir House). Pero mientras llega ese momento en que nos aburramos de lo listo que es o podamos prever cada una de las reacciones de los personajes seguiremos viéndolo. Con menos se hacía Se ha escrito un crimen, y bien que nos lo tragábamos tan contentos.

13 comentarios:

Tartamundos Trotamudo dijo...

A mi es que me da una pereza terrible ver las series en TV. Y más si las promociona laSexta a su estilo inundación.

No obstante, si sigo leyendo buenas cosas de esta serie igual me la bajo y la veo cuando me apetezca. Y sin anuncios. Y en versión original.

Palomares dijo...

El resumen en castizo sería: Se puede ver.

Carmona Dixit dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Pasa que hasta el final de la temporada (todavía no emitida) no vuelven a salir el tema Red John. Te da para conocer un poco más a los personajes y cómo se van adaptando al nuevo método de resolver crímenes. Sherlock Holmes tramposo, Phych menos cargante, House con la sonrisa permanente. Pero tramposo a fin de cuentas. Tanto que es fácil saber a quién le van a cargar el muerto... y aún así lo veo. También he de decir que estoy un poco harta de genios.

Luisru dijo...

Jolín, Palomares, qué haces viendo esto existiendo Mad Men. Lo siento, yo con un listo (House) tengo suficiente.

Palomares dijo...

Exacto, Carmona, ese es el quid: Y aún así lo veo.

Luisru, es que MAd Men también lo veo. Hablaremos sobre esto pronto, que es muy curioso ser publicitario y ver (por fin) una serie realista sobre los publicitarios; aunque sea los de los cincuenta.

Luisru dijo...

Eso, eso, Mad Men a tope. Y con unas cuantas fotos de Betty Draper y Joan Holloway juntas y, aser posible, revueltas. Por cierto: http://whatwouldjoando.tumblr.com/

Cayetana Altovoltaje dijo...

MAD MENNNNN!!!! A ver si empieza de una vez la tercera temporada, copón. Alegrándome de ver que no dejándolo, Palomares.

Palomares dijo...

¿Holloway y Draper revueltas? Me pongo a investigar de inmediato.

al dijo...

Estoy de acuerdo: 'Mad Men' es la serie realista de publicitarios que todos esperábamos… sobre todo después del gran chasco de 'Anatomía de Grey'.

al dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luisru dijo...

Joder, ayer estuve viendo un rato y la verdad es que me parecio bastante mala. Es como una copia barata de Bones, pero sin Bones (que es un gran personaje) y sin tensión sexual, lo cual le quita toda la gracia. Y vaya chaleco llevaba el pavo, no podía haberse comprado uno de su talla. Eso sí, me sorprendió que la prota sea Robin Tunney, que hace siglos ganó un premio de interpretación en Venecia y parecía que se iba a comer el mundo. Pobre.

Palomares dijo...

Siento que pasaras el mal rato ayer. El episodio, sí, era bastante malo. A ver el próximo (supongo que así hablan los adictos)

Ricardito ëmore dijo...

La tendencia es la misma. Y los cabrones de CBS incluso repiten capitulos (este martes pasado, sin ir mas lejos)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...