miércoles, mayo 15, 2013

Bar y Ber

Tú imagínate que piensas hacer un anuncio, te gastas un dinero contratando a, qué sé yo, Bar Refaeli, te buscas un fotógrafo, eliges un vestido rosa, rodeas a la modelo de rosas en un jardín idílico, terminas el anuncio y lo publicas en una revista de moda, como, por ejemplo, Vogue, que te cuesta también un dinerito.

Y veinte páginas detrás de tu anuncio te encuentras: 


Un anuncio de otra marca en el que una modelo rubia, con un vestido rosa, sonríe en un jardín lleno de rosas.

Tierra, trágame, ¿eh?

"Bueno, por lo menos nosotros tenemos a Bar Refaeli", se dirán los señores de Escada. Pues sí, menos mal. ¿Pero sabéis lo mejor? ¿A que no adivináis quién es la imagen de Piaget? Vaya risa, ¿eh?

2 comentarios:

Unknown dijo...

Conclusión: menos famosos y fotos chorras bucólicas y más atrevimiento y creatividad.

O eso o contratar como imagen de marca al Sr. Palomares.

Fernando Rodríguez dijo...

Que falta de profesionalidad y de verguenza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...