martes, junio 06, 2006

Esta maldita y maravillosa ciudad que es Madrid.

Hay días en los que algunas cosas de mi Madrid me sacan de quicio, como si en vez de una ciudad fuese una persona con la que comparto vida desde hace tiempo y a la que no siempre puedo dejar pasar sus manías y sus vicios. Pues con Madrid me pasa lo mismo. Me saca de quicio un día sí y otro también:

1.- Porque hay un mal humor general imperante y la crispación campa por sus anchas.
2.- Porque la gente se ha olvidado de la educación o la educación se ha olvidado de la gente o no se arrejuntan o no sé, no lo tengo muy claro.
3.- Porque hay tantas obras, vallas, zanjas, agujeros, etc., que ya no sabes si las calles buenas son las que están en obras o las que no (porque el Ayuntamiento las tiene dejadas de la mano de Dios).
4.- Porque son demasiados los coches, los automóviles, los utilitarios, los vehículos, los camiones, los autobuses, los taxis, las furgonetas, las camionetas, las motos y todas esas cosas que van sobre ruedas que van por ahí contaminando y haciendo ruido.
5.- Porque odio el Metro en hora punta.
6.- Porque odio el Metro en hora punta averiado (o sea, todos los días) sin aire acondicionado y con el volumen del megáfono a toda mecha diciéndote lo averiado que está.
7.- Porque los camiones de reparto, los de la basura y los que reciclan el vidrio montan un jaleo tremendo bajo la ventana de mi dormitorio, normalmente, a eso de las tres de la mañana.
8.- Porque está sucio y descuidado, como alguien falto de cariño.
9.- Porque hay pocas flores.
10.- Porque es imposible pasear con un carrito de bebé sin sentir que se está participando en una ginkana improvisada.
11.- Etc.

Y sin embargo, no puedo dejar de querer a Madrid por cosas como:

1.- Poder tomar el brunch los domingos con mis amigos, con lo cosmopolita que suena decir que has quedado a tomar el brunch y lo mejor que sienta ponerse morado a pan caliente, mantequilla y mermelada, bollos, huevos revueltos con salmón/salchichas/roastbeef/etc, zumo de naranja recién exprimido y cienes de tazas de café por menos de veinte euros (porque ¡a ver dónde comes tú ahora en Madrid así de bien por menos de veinte euros!).
2.- La recién inaugurada tercera planta del mercado de Las Ventas, con todo tipo de puestecillos con productos ecológicos, desde carne de vaca de verdad a tomates con sabor a tomate y no a corchopán.
3.- El parque de El Retiro y la sombra de sus árboles centenarios o el parque de El Retiro y sus masas infinitas de hojas color oro o el parque de El Retiro recién llovido o el parque de El Retiro en cualquier época del año.
4.- Los cines en versión original, benditos sean.
5.- Las tiendas de los chinos (¿Cómo era la vida antes de las tiendas de los chinos? ¿Cómo era la vida cuando se acababa la leche un domingo por la mañana y no podías ir a un chino a comprar más?).
6.- La plaza de Quintana los fines de semana llena de vecinos cambiando cromos.
7.- Las tiendas de todo y cualquier cosa que encuentras en cualquier lugar, desde La Boutique del Muelle (todos los muelles que puedas imaginar cerca de la c/Atocha) pasando por el Rincón Extremeño (jamón, queso, licores y conservas de la zona) o la divertida tienda de jabones Lush en la calle Fuencarral.
8.- Los puestos de libros improvisados en la calle y las enormes librerías del centro, las librerías especializadas y las librerías que sirven café y tartas caseras como en las series de televisión norteamericanas.
9.- El bocata de calamares que sirven en El Brillante.
10.- Las terrazas de verano.
11.- Etc.

Seguro que en Gotham y Sin City no hay restaurantes que sirvan brunch. En Madrid sí.


En fin, que, como en todas las historias de amor, cuando se acaba la pasión siempre queda el cariño, la costumbre y las vivencias compartidas que tanto unen. Y en resumen, eso es lo que me pasa con Madrid.

7 comentarios:

José Antonio Palomares dijo...

Plas, plas, plas.

Angua dijo...

A ver, cuáles son esos restaurantes que no tengo ni idea, por favor, los del brunch, me refiero...

José Antonio Palomares dijo...

Próximamente en su blog amigo.

Rebeca Rus dijo...

Querida Angua, don´t worry. Es que estamos testando primero todos los restaurantes para decidir cuáles son los mejores. Y ya sabes que esas cosas llevan su tiempo... En cuanto tengamos claro cuáles son los mejores habrá un post dedicado al mundo del brunch.

susana dijo...

Te han faltado los bares de copas. Mis preferidos
Nos vemos como siempre en Madrid y muy pronto

Rebeca Rus dijo...

Reconozco que los bares de copas en Madrid son de lo mejor, pero últimamente no puedo visitarlos mucho. Cuando mi hija se emancipe supongo que podré permitirme hacer una gira e incluir la crónica.

madridaveces dijo...

La verdad es que no consigo ser tan positivo a la hora de valorar locales, restaurantes, bares de Madrid. Por eso he querido compensar mis opiniones citándote en mi blog (lavirtuddelsilencio.blogspot.com) Espero que no te moleste. Verá que se puede estar un poco más cabreado con esta ciudad, pero que también encuentro a veces alguna luz. Espero que no te moleste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...