lunes, junio 19, 2006

La escala Rus de lo Anti-Cool

Hay muchas cosas en la vida que quitan puntos en la escala del Coolismo de una persona. Ya sabéis a qué me refiero cuando hablo de la escala del Coolismo: al nivel de modernismo, estilo y molonismo que nos define como personas super-chachis que van por delante de la vanguardia de las tendencias. A los que NO siguen sino que son seguidos (por los cool-hunter, por supuesto). A los que son referente de la sociedad actual. A todos aquellos a los que se supone que debemos envidiar por ser super-cools. En fin, a “esos”.

En general, es muy difícil determinar qué factores son los que hacen que una persona tenga más nivel que otra en la escala del Coolismo. Muchas veces es algo relacionado con los genes o con una cosa que se llama je-ne-sais-quoi (y que yo tampoco sé qué es y no puedo explicar). Sin embargo, es muy fácil identificar los factores que quitan puntos en la escala de Coolismo. Quita puntos por ejemplo:

-ser amiga de Paz Padilla,
-salir en un anuncio de Paz Padilla,
-ser Paz Padilla.

También parece que quita puntos:

-llevar un tupper en una bolsa del Carrefour al trabajo,
-que el tupper esté a tope de lentejas y deje un tufillo a guiso en el vagón del metro,
-usar el metro para ir al trabajo (aunque este punto es muy discutido. Hoy en día hay dos corrientes muy contradictorias respecto al uso del transporte público y su relación con el Coolismo de la persona. Los hay que defienden el uso del transporte público como muestra del compromiso personal con la sostenibilidad, palabra Extra Cool del momento, y la ecología. Pero también los hay que aborrecen el transporte de masas y lo comparan con el transporte de borregos y como imagináis, no hay nada más poco Cool que viajar en compañía de borregos o, en su defecto, de congéneres sudorosos cuando puedes ir en tu coche hasta la misma puerta del restaurante más "in" escuchando algo hiper-moderno).


Llevar calcentines con sandalias ¿es cool o anti-cool? Que alguien nos lo aclare YA.
Otras cosas que restan puntos en la escala de Coolismo son:
-comprar los zapatos en los Guerrilleros,
-que te guste Mocedades,
-que sepas para qué sirven los limpia-cañerías exactamente,
-utilizar calcetines con sandalias (también discutible puesto que el año pasado se puso de moda en las pasarelas de París llevar calcetines de colegiala con sandalias de tacón y entonces aquello fue el colmo de lo Cool)
-no tener un iPod,
-o un móvil de última generación con tecnología multi-media, 3G, RKO y ABCDFG,
-que tu coche no sea un BMW o un Audi o, en su defecto, un último modelo carísimo y novísimo,
-etc.

Reconozco que, después de escribir este post, me he dado cuenta de que prefiero el Anti-coolismo al Coolismo y que, de hecho, me acerco más a lo primero que a lo segundo. Me gusta Mocedades, mi coche tiene para cinco años y lo que le queda, voy al trabajo con un tupperware en una bolsa de plástico, a veces está lleno de lentejas, otras veces de pollo en pepitoria o de albóndigas (alimentos poco Cool en la escala de Coolismo), mi móvil es una carraca con más de tres años que apenas sirve para otra cosa que no sea hablar por teléfono (y ¿para qué otra cosa lo iba a querer?), me muevo en Metro para casi cualquier cosa... Vamos, que cumplo muchas premisas de mi propia escala Anti-Cool.
Salvo por lo de Paz Padilla. Por ahí sí que no paso.

12 comentarios:

Ricardito ëmore dijo...

A mi me encajan al 100% en la escala esa, variante musulamna, conocida como AL-Coolismo, auqnue llevo ya unos pocos meses que no practico, oxe

(jejeje, que ingenioso soy; seguro que nadie habia caido en hacer la gracia, jejejeje)

Rebeca Rus dijo...

Ricardito, eres mi nuevo héroe del ripio total, también conocido como chiste malo, malísimo.

José Antonio Palomares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
José Antonio Palomares dijo...

Tantos años haciendoméritos para que llegue el yanqui este y me desplace con un chiste de pura chiripa.

Paz Padilla dijo...

Hola, soy Paz Padilla y te tacho de mi lista de gente cool.

Ricardito ëmore dijo...

Jajajajaja (y tambien jajajajaja para lo de Paz Padilla).

P.D. no es lo mismo que la chavala de la foto se ponga clacetines de algodon o hilo con unas "sandalias" que te puede dar un infarto del gusto como la veas caminar cerca, que te llegue el tipico "guiri" (aqui serian "nativos") con sus calcetines de lana azul y sus sandalias marrones (moda muy en boga por parte de la comunidad cientifica, comento)

Rebeca Rus dijo...

Venga... Paz, no te pongas así. Que una broma es una broma. Andaaaaaa...

José Antonio Palomares dijo...

Rus, te vas a quedar sin pan de molde. Y sin donuts. y sin cualquier producto que fabrique Panrico. Por mala.
Y me lo comeré yo todo.

tirkha/MAP/Miguel Angel dijo...

¿Escribir este tipo de entradas no es ser cool?
Es más, decir que no eres cool es ser muy cool.

José Antonio Palomares dijo...

El olor de las lentejas en el Metro (o en tu mochila, si el tupper se abre) contrarresta por completo el escribir entradas cool o decir que no eres cool.

Rebeca Rus dijo...

Si te cruzaras conmigo en el metro y vieras lo mucho que huelo a albóndigas pensarías que no soy nada cool.

José Antonio Palomares dijo...

Mmmmmm.... Albóndigas...
No sabía por qué sentía esa extraña atracción hacia esta chica, y ahora ya lo sé.
¡Gracias, cerdo agridulce!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...