jueves, mayo 10, 2007

El último romántico

Menos mal que aún quedan hombres que creen en el amor y en el lento cortejo de su enamorada, como podemos ver escrito en esta pared:


Ahí tenemos la constante K en kiero para parecer más duro, pero el mensaje está claro. Esther (muy bien puesta la hache) tiene en Fede un fiel seguidor que solicita respetuoso un contacto carnal. A ver si tenemos suerte y podemos ver cómo termina esta historia de amor (ver a través de otro mensaje, no físicamente). ¿Qué le contestará Esther? Permaneceremos atentos.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

=D

Me encanta tu blog... Humor fino, ortografía correcta, una manera increíble de escribir... Eres un crack! Creo que Esther te debería elegir a tí ;)


Felicidades y sigue así!

Angua dijo...

Pero...Txiqui!!

Qué tipo de agencia es esa! ¿Es la pared del baño de tíos?

cómo ha cambiado el mundo, señor, señor...

sebastianDell dijo...

Dejarse de rodeos suele ser lo mejor. Ahorras tiempo, dinero, y si todo sale bien, en lugar de uno, da tiempo a más...

Sin comentarios.

César desde el Canal. dijo...

Tengo un amigo que hace suspirar a todas las mujeres "por todos los agujeros" (leer comentarios de "noticias con arañas"). Pero como no le gusta tener que perder una noche cortejando a una mujer sin saber si va a lograr sexo, ni si va a ser buen sexo, ha decidido divertirse sin pensar en el sexo cuando sale por las noches. Y si quiere sexo, prefiere a las profesionales.
Ya véis (perdón por la sinestesia, aunque no lo es del todo, bien pensado), los problemas de unos son las opciones de otros.

Leon dijo...

A Fede no se le podrá acusar de ser sutil precisamente. Podría precisar con un "por aquí" o "por allá", aunque bueno las intenciones quedan claras. Ahora solo falta decir "Esther manifiestate!"

Tartamundos Trotamudo dijo...

Eso, eso... que Esther diga algo!

Queremos de sabé cómo acaba esto.

Un primo de Esther dijo...

Esther Cañas Cañas es una mujer respetable que NUNCA visita los baños de los tíos, y a ella nadie le mete nada: ellas toma lo que quiere cuando quiere.
Así son los Cañas.

José Antonio Palomares dijo...

Ja, ja, ja.
No dudo que Esther no visita los baños masculinos, pero es quizá no he dejado claro que esto NO es una pintada en un cuarto de baño sino en una pared, y no en una pared interior de una, por ejemplo, agencia de publicidad, sino en una exterior, que da a la calle. Vamos, que es un mensaje al mundo aunque se dirija a Esther. El pobre Fede (parece que había conocimiento de aquellos días) debe estar derritiéndose. Porque espacio en la pared para que Esther conteste hay.

Angua dijo...

Palomares, me preocupas, tú sabes lo que es la ironía, lo sé porqué he leído tus libros.
Ya me imagino que no es el baño de la agencia nueva...

No será el de la anterior???


jajajajaja

José Antonio Palomares dijo...

Qué egocéntrica, no me refería a ti, sino al primo de Esther, que ha defendido la honorabilidad de su prima con respecto a los cuartos de baño. ¡Con el juego que dan los cuartos de baño!

marmota dijo...

Eso es poesía! :)

Oyros dijo...

Estas cosas suelen acabar con:

Ahora Esther se llama Javier, pero sigue queriendo conocer a Fede.

Anónimo dijo...

ola soi ester i kiero decirle a fede ke a ber a ke esta esperando...

un primo de esther dijo...

No hagáis caso; Esther escribe correctamente. No aplcia esa chapucilla pseudotaquigráfica de adictos al SMS.
Esther tampoco se llama Javier, ni se llamó Javier, ni espera a ningún Javier. Yo tampoco me llamo Javier.
Esther está ahora merendándose a dos pipiolos en el chat. Con clase, eso sí.
Esther no juega en los cuartos de baño. Cuando Esther hace algo, en cualquier lugar, lo hace seriamente y a conciencia. Una cosa de lujo, vamos, nada de chorraditas de adolescentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...