miércoles, abril 19, 2006

Vicente Aranda despachándose a gusto

Siempre me ha caído bien Vicente Aranda, supongo que porque ha conseguido algo que ningún otro mortal ha logrado hasta el momento: lleva cuarenta años haciendo que las tías más buenas del cine español le enseñen las tetas (Por poner un ejemplo cualquiera). Hacerlo durante cuatro décadas sin que te pillen tiene mucho mérito.

Bueno, el caso es que el hombre ha hecho Tirante el Blanco, donde actúan, entre otras, Leonor Watling e Ingrid Rubio, y una tal Esther Nubiola. No diré que el maestro ha vuelto a conseguirlo porque no he visto la película aún, pero raro sería que no lo hubiese logrado, a tenor de la entrevista que le hacen los lectores de El Mundo:
11. ¿Se puede hacer una película sin un desnudo?

Pues claro. Es díficil hacer Tirante sin desnudos. Hay muchos más de los que yo he puesto.

Y aquí quería llegar yo; porque la entrevista es jugosísima y logra que Aranda me caiga aún mejor, porque el hombre se despacha y demuestra unos reflejos envidiables, un carácter de cascarrabias gracioso (no cascarrabias Fernán Gómez) y un manejo de la navaja albaceteña prodigioso:

En todo caso, una crítica es una cosa hecha delante de un vaso de whisky a las cuatro de la mañana y en un cuarto de hora. Tengo un amigo, Luis Alegre, que dice que un crítico es un crítico fustrado.

31. ¿Qué sentido tiene la sangre y el fuego en su película?[...]

No me gusta hacer este tipo de reducciones pero me parece que la sangre tiene algo que ver con la virginidad, la sangre de la nariz va en ese sentido. Y el fuego tal vez indique apasionamiento pero también indica que hace frío.

33. ¿Hasta qué punto es importante para usted trabajar [...] con Teresa Font en el montaje de manera habitual en sus películas? ¿Qué la aportan?

Teresa Font es mi mujer. Aporta una gran facilidad. Yo me casé con la montadora, yo no he hecho montadora a mi mujer.
Y mi favorita:

37. [...] el crítico de cine Carlos Boyero dijo que no aguantó más de una hora de Tirante el Blanco. ¿Qué opinión le merece una 'crítica' de este tipo?

Me hace pensar en melones, calabazas y cosas así. Es una crítica cucurbitácea. Todo el mundo sabe que él no aguanta una hora de una película porque sale a fumar siempre.
No os perdáis la despedida, donde, ya que está, le da otro sopapo a Boyero.

6 comentarios:

Grendel dijo...

Pues curiosamente, Boyero es uno de los pocos críticos con los que suelo estar de acuerdo la mayoría de las ocasiones...

Angua dijo...

A mi me pasa igual!!!

Sin embargo, las películas de Vicente Aranda me producen un placentero sopor, sólo comparble al lexatín que me recetó el neurólogo la semana pasada.

Txiqui, aunque destete a las actrices, reconoce que es el peor realizador de nuestro país de países, por favor.

José Antonio Palomares dijo...

No sabría deciros. Igual que Boyero es incapaz de aguantar una hora, yo soy incapaz de aguantar una columna suya entera. Es que me agota con esos adjetivos tan floridos (no he visto que nadie use tantas veces la palabra tumefacto como él).

Del cine de Aranda no digo nada porque creo que la única película completa que he visto suya en los últimos diez años es Juana La Loca -que no estaba mal, creo, aunque la verdad es que no me acuerdo-. De lo que yo hablaba es de que el tipo me cae bien; igual que Garci, al que detestaba y al cabo del tiempo, el roce hace el cariño, ya hasta me resulta gracioso (supongo que la parodia del Corbacho habrá tenido mucho que ver), aunque de Garci la única que he visto últimamente es El abuelo. Y no me gustó nada.

Angua dijo...

Ya te comprendo.

Lo que pasa es que Boyero te cae mal y Aranda te cae bien, pero si hablamos de calidad, y no de ir al cine o a cenar con alguien, me temo que no cambio ni una sola columna de Boyero (no hermano, ni siquiera la de Freddy Mercury) por 5 aburridos minutos de cualquier peli de Aranda.

Es verdad que es un borde, y que a veces se enreda con el lenguaje al intentar complicarlo hasta el paroxismo (eh???) pero el ojo que tiene para el cine...
Es difícil separar a la persona del profesional, pero creo que es un ejercicio interesante, es un poco como House, imposible vivir con él, pero si tienes una enfermedad rara, igual mola que esté en tu hospital ese día.
Aunque luego hay seres como tú, que aúnan la bondad personal con la excelencia profesional, pero sois tan pocos...

José Antonio Palomares dijo...

No, si Boyero ni siquiera me cae mal, pero después de cada párrafo tengo que hiperventilar, y claro, pues se hace incómodo. Paroxismo es una palabra muy suya, sí, de hecho una frase escrita por él podría ser: "mientras chapoteo en el putrefacto paroxismo que Aranda excreta por sus tumefactas aberturas..."

Cuando le escucho en la radio me hace gracia, sin embargo, y en general me parece un tipo fiable como crítico.

Y muchas gracias por la última frase, has puesto una sonrisa en mi tumefacto corazón.

Ricardito ëmore dijo...

Buenas gente,

Pues menos mal que los demás tertulianos han dejado la cosa clara, que si no me llevo una gran desilusión contigo Jose. Casi llego a pensar que el cine de Aranda te gusta . Ahora que estoy más tranquilo, me uno al resto de la gente que dice que no le gusta su cine. A mi no es que me parezca aburrido, sino que me parece malo. Malo de solemnidad o como queráis clasificarlo, pero de lo peor del cine español moderno. Son películas que sólo sirven para sacar desnudos, que es lo que el tío le mola (y por mí no hay ningún problema), pero el resto es basura. No he podido terminar de ver ninguna peli y desde luego no he ido ni iré a ver las últimas. Desde que vi “Libertarias” con unas interpretaciones a la altura del teatro que ensayábamos cuando teníamos 9 ó 12 años, con los trajes perfectos y limpitos (estaba claro que lo que es la puesta en escena, nada de nada), diálogos teatreriles (que lo malo es que no pretenden serlo, ojo), sobreactuaciones (incluyendo los tailers de Juana la Loca y de Carmen), etc.

En resumen: que un tío intente pasar por ser un buen director por la basura que hace, me fastidia. Y como en esta vida me jode que ganen los que hacen mal las cosas, pues me quejo. Para mí es como cuando un politicucho suelta mentira tras mentira para ganarse a la gente, y eso le hace ganar votos, o –recuperando la tradición-, El Milan le gana al PSV echando el autobús y con un gol de rebote en el ultimo minuto, mientras le han dado un baño de futbol durante 89 minutos –o 159 si contamos el partido de ida y el de vuelta-). Reconozco que no he leido a Aranda, ni le he escuchado, pero me cae mal solo por la calidad de su cine, y la verdad, no quiero ni rozarle, a ver si va ser cierto que se le coge cariño. No quiero saber qué se puede uno coger estando cerca de ese pervertido sensual (Al parecer varias actrices ya se han quejado de que el tío las pide unas escenas demasiado fuertes, y que al final han tenido que suavizar) . ¡Y luego se quejan de que hay pocas subvenciones, y este tipo se lleva millones por hacer lo que hace en muchas películas suyas con subvención pública!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...