lunes, marzo 19, 2007

Aparatos que hacen "puf"

El otro día a nuestro router le dió un aire y cayó enfermo, aparentemente a causa de un colapso nervioso. No se ha recuperado y tememos por su vida. Primero intentamos reanimarlo encendiendo y apagando el cacharro -así es cómo se llama técnicamente el bicho-, pero ni se encendía ni se apagaba (esto último porque ya estaba apagado). Así que probé una táctica que siempre me ha dado resultado desde hace mucho tiempo: mirar fijamente el aparato durante unos minutos con bastante intensidad.

Pero nada, el router sigue muerto, ahí con sus patas hacia arriba.

Hemos llamado a ya.com y nos han dicho que nos lo sustituirán, después de hacernos preguntas como: ¿está enchufado? ¿Ha probado a apagarlo y encenderlo? ¿Ha probado en otro enchufe? Por cierto que el servicio ha sido impecable aunque ha comenzado con algo inquietante: he llamado y lo primero que he oído es, literalmente: Bienvenido a ya.com, Don José Antonio Palomares Blázquez. Acojona que una máquina te conozca sin intercambiar palabra.

En fin, que los de ya.com nos han dicho que tardarán una semana o así en cambiarnos el router. Luego tendré que instalarlo, en lo cual puede que emplee otra semana. Bueno, espero que no sea para tanto. El caso es que mientras tanto, y a menos que Rebeca R. Rus, esa mujer que oficialmente comparte la responsabilidad de este blog, decida escribir un artículo -cosas más raras hemos visto-, El sabor del cerdo agridulce no se actualizará en un tiempo (esto lo hago desde un ciber, hay que ver qué precios).

En fin, mientras no estamos, visiten ustedes los enlaces que tenemos a la derecha, que para eso están. Y que lo pasen muy bien. Y que sea hasta pronto.

P.D. Hay novedades en el Caso del Cubo de Basura, pero claro, no puedo contarles nada hasta que no tenga router, este canal está, creo pinchado.

7 comentarios:

Cayetana Altovoltaje dijo...

Caray, ¿siempre soy la primera en comentar? Siento como si tuviera que imitar a todos esos pedorros que dicen "¡prime!". Ale, ya soy pedorra.
Os echaremos de menos. A vosotros y al cubo.

Angua dijo...

Pero, no nos podéis dejar así!!!

Novedades?? Entonces, está bien? Por favor, Rebeca, tú que puedes, cuéntanos...

César desde el Canal dijo...

habláis del cubo como si su vida fuera vuestra, y no lo es, no no.
Al cubo hay que aplicarle lo que dijo la Deneuve cuando le preguntaron acerca de la Moss:
"Es libre de hacer lo que quiera con su vida. Incluso si quiere malgastarla".
Pues eso, que estamos ejerciendo todos un control social con el pobre cubo...
Esperamos que vuestro router se reponga pronto.

Carmona Dixit dijo...

El tener que buscar un zulo para un cubo de esas dimensiones es tarea harto estresante. Buena excusa lo del router para dedicar tiempo a enviar misivas de rescate. Impaciente estoy por saber lo que pedís para su puesta en libertad. Que no me entere yo que pasa hambre, ¿eh?

Pepe Gotera y Otilio dijo...

Noatmos una notable inexperiencia tanto entre los usuarios (José y Rebeca) como en el servicio técnico. No han probado la ínclita, la socorrida, la famosísísíma (sí, los tres acentos en las tres íes son necesarios) técnica hispánica del golpe que te crío al aparatito...
Así que venga, que para mañana es tarde. Esperamos que os estéis conectando desde la oficina o el trabajo, para leer este mensaje antes de la intervención de ya.com en vuestro hogar.

Pierre Nodoyuna dijo...

Pues os deseo mejor suerte que a un servidor:

http://pierrenodoyuna.blogspot.com/2006/08/matrix.html

Tartamundos Trotamudo dijo...

Intuyo alguna conexión del pobre router (d.e.p.) con el Caso del Cubo de Basura... Quizás sabía demasiado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...