lunes, noviembre 27, 2006

Queremos tanto a Cortázar

Si algo quedó claro en los comentarios del otro día es que la admiración por Cortázar es poco menos que unánime. Mientras hablábamos de él me acordé de que había visto hacía poco en un blog una entrevista que le hicieron en Televisión Española hace cerca de treinta años. Busqué el blog de nuevo, infructuosamente, pero a cambio encontré el vídeo y os lo pongo aquí por si queréis echarle un vistazo. Año 1977, cuando TVE se podía permitir el lujo de dedicarle dos horas y pico a entrevistar a un autor. Ahora para que Cortázar saliera dos horas en televisión tendría que aprender a bailar y someterse al escrutinio de un jurado. Cómo ha cambiado el cuento, ¿eh?

Aún no he visto el vídeo entero (ya digo, no exagero: dos horas), así que voy a destacar dos cosas superficiales (dos tonterías). La primera es lo tremendamente incómodo que se le ve a Cortázar, mirando a todas partes y a ninguna, sonriendo nerviosamente, poco acostumbrado a la televisión, sin parar de moverse y enfrentándose al entrevistador como un condenado a muerte se enfrenta a su verdugo. También en eso ha cambiado mucho el mundo y los pocos escritores que salen en la tele han perfeccionado su técnica, dominan el medio y saben que tienen que ofrecer espectáculo. No me refiero a que el mineralismo vaya a llegar, eso es otra cosa, sino a esa especie de exhibicionismo que parece necesario para salir en la tele fuera del programa de Sánchez Dragó. Vamos, que si hay que bailar con Carmen Martínez Bordiu, se baila. Cortázar, que seguramente no bailaba a juzgar por la longitud de sus piernas, se va sintiendo poco a poco más a gusto durante la entrevista.

Y la segunda: el otro día hablábamos de coincidencias entre Millás y Cortázar y me ha hecho gracia que Cortázar patinara en las erres igual que Millás. Sería un buen planteamiento para un cuento de cualquiera de los dos: un defecto en el habla provoca que un tipo sea escritor de relatos fantásticos.

Ahí va el vídeo. Bon appetit:



Y si dos horas os parece mucho, un extracto de diez minutos en el que habla sobre el realismo y lo fantástico, que aunque no es estrictamente lo mismo de lo que hablábamos el otro día, está más o menos relacionado; además habla de la gestación de Casa tomada:

11 comentarios:

Angua dijo...

Muy bueno, qué tío más intenso, desde luego no defrauda (yo nunca le había oído hablar)
Me dejo para esta tarde las dos horas, sólo he visto los 10 minutos que has puesto debajo.

Discrepo con él en su creencia de que lo fantástico existe en la vida real, desgraciadamanete. Y en su crédito a Freud, pero claro, la pampa marca mucho...
Creo que se puede amar lo fantástico, aun en la firme creencia de que no es más que un constructo intelectual, una creación humana, quizá la más hermosa.

También me ha impresionado constatar que se quita mérito, es sumamente modesto, y además parece sincero, es curioso :)

José Antonio Palomares dijo...

A ver si encuentro un mp3 que tengo en algún sitio en el que lee ese fragmento tan bonito de Rayuela, el de Toco tu boca.

Fuma tanto como se adivina en sus textos, pero me ha extrañado que no tuviera un whisky en la mesa. ¿Sería cosa de la TVE de la época?

Anónimo dijo...

Y dice que se queda embobado con la gente inteligente. Estos genios, que están un poco pa allá.

Menudo documento, Palomares. El mp3 de Cortázar recitando el 7 sí lo he oído, pero esto no lo conocía. Gracias por compartirlo.

Carmona Dixit.

José Antonio Palomares dijo...

Creo recordar que salió hace poco en DVD con alguna revista. Igual se puede encontrar en algún quosco de estos que venden colecciones de saldo.

Anónimo dijo...

Esto habrá que verlo con calma, con palomitas y todo. He leído relatos de Cortazar y me parece una pasada la imaginación que tiene. Es impresión mía o antes la tele pública era infinitamente mejor?

valen dijo...

Aprovecho que la entrada de hoy habla de Cortázar para meter una cuña publicitaria relacionada con Latinoamérica. Estoy en la FIL (Feria Internacional del Libro de Gualajara, México) y he descubierto con sorpresa (de la buena) que la editorial EDAF ha tenido el buen gusto de llevar entre sus libros una novela titulada "Me llaman Fuco Lois". Aquí está, pero entre tanto libro de EDAF queda un poco oculto (como el resto de ellos) y sólo se le ve el lomo. Yo, en un acto de terrorismo literario editorial lo coloco el primero de la fila (para que se le vea la portada/cubierta) cada vez que paso por el stand del Gremio de editores de España. No sé qué dice el manual del buen publicista pero yo creo que será mejor esa posición para una futura venta del mismo en Latinoamérica. Espero instrucciones más documentadas sobre esta improvisada campaña publicitaria. Por cierto, gracias a los retrasos de las líneas aéreas estuve a punto de terminarme el libro de una sentada.... ¡casi! Me queda muy poco y no descansaré hasta terminarlo, con jet-lag y todo. Enhorabuena!!!!!

José Antonio Palomares dijo...

¡Muy bien, viva la guerrilla cultural! Yo cada vez que voy a la Fnac saco el libro de la estantería y lo pongo en la mesa, tapando al último premio Planeta. ¡Que se joda Pombo! Debo ser el tipo más odiado por los dependientes de la Fnac. Bueno, y de cualquier sitio que tenga el libro pero no esté bien expuesto.

Un día tenemos que hablar de la velocidad a la que desaparecen los libros para ser escondidos en las estanterías.

P.D. ¡Saca fotos!

Gatita Cósmica dijo...

Yo vivo en méxico y es igual: hay que saber hacer espectáculo para tener derecho a salir en la tele. No en todas las televisoras, claro, pero son muy pocas las que se interesan en algo más que divertir superficialmente a la gente. No sé si antes era distinto, no he vivido tanto para saberlo.
Aún no bajo las dos horas de entrevista pero apoyo la idea de la calma, las palomitas y todo (:

José Antonio Palomares dijo...

No sé realmente si la televisión pública era mejor antes o la memoria es traicionera. Lo que es seguro es que como no tenía el problema de preocuparse por las audiencias se podían permitir hacer programas distintos. ¿Y por qué tiene que preocuparse por las audiencias, si es un servicio público? Ah, buena pregunta.

Programas así sobreviven en TVE aún, bien es verdad que semiocultos entre Grand Prix, Mira quién baila y similares. Pero existen, especialmente en La 2 -estoy pensando en el programa "De cerca", que es semejante aunque creo que excesivamente irregular-. En las televisiones privadas no lo veremos nunca, supongo, y si alguna vez lo vemos será con mensajes SMS por debajo:

"Cortazar viejuno ers 1 soberbio. Borges s el PUTO AMO. t quiero cris viva getafe"

Luisru dijo...

Lo del cuento de Millás y Cortazar (muy buena idea, por cierto) me ha recordado a una historia que contaba un librero (no recuerdo cual) hace ya unos años: en una edición de la Feria del libro de Madrid, estaba tan ricamente en su caseta y se le acercó un lector para preguntarle: "¿es en esta caseta donde firma Cortazar?"
El librero le dijo, "disculpe, pero Cortazar no puede firmar aquí porque está muerto".
El lector, extrañado, le replicó "no puede ser, me he encontrado a Cortazar hace un rato y me ha dicho que viniese aquí, que iba a firmar en esta caseta".
El librero intentó convencer infructuosamente a aquel hombre de que Cortazar no estaba allí, pero el lector se fue desilusionado, aun pensando que el librero le estaba tomando el pelo.
Yo veo más a Millás protagonizando un cuento con Kafka, escritor con el que guarda mayores paralelismos.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Grande Cortázar!!!

Por cierto, yo tengo por ahí un CD en el que Cortázar (con sus entrañables "eges") leía unos cuentos suyos durante una estancia en Cuba. Venía de regalo con una edición de bolsillo de "Libro de Manuel" que compré en la Feria del Libro de Madrid.

Y sí, yo soy de los que piensa que la televisión antes era infinitamente mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...