lunes, noviembre 13, 2006

Otra de esas reseñas que no lee (casi) nadie

El nombre de los nuestros, de Lorenzo Silva, comienza así:
Todas las noches, en la oscuridad calurosa y un poco hedionda de la tienda, se oía el mismo sollozo, entrecortado y obsesivo:

-Me matan. A mí me matan aquí.
La novela trata del comienzo de la guerra de Marruecos, una de esas guerras olvidadas de las que la mayoría de los españoles conocemos poco. Silva trata de describir la guerra desde el punto de vista de los soldados españoles destinados allí. Conociendo al autor, del que ya hemos hablado aquí, esperaba una muestra más de buenrrollismo, una novela más o menos de aventuras con tiros y filosofía suave estilo “qué dura la vida del soldado”, sin ofender a nadie y con personajes simpáticos y entrañables que a lo mejor parecen duros pero tienen un corazón de oro. Y en efecto, en las dos primeras páginas ya tenemos dos de esos personajes, Pulido, un novato que es el que dice “a mí me matan aquí” y Andreu, un tipo más duro que le consuela: “Coño, Pulido, que somos muchos, por qué va a tocarte a ti”. Ya os hacéis a la idea.

En la página 3 a Pulido le degüellan mientras realiza una guardia.

En esta novela no hay buen rollo, ni tipos simpáticos ni nada que sea entrañable. Hay horror, crueldad, dureza, mucho calor, olor a muerte y una escritura seca y despiadada, casi de novela negra, que no deja resquicio a la piedad. Lorenzo Silva es durísimo en esta novela que narra las atrocidades de una guerra absurda, como todas las guerras, y se apoya en las vivencias de dos soldados para construir un relato impecable que conmueve desde el espanto.

Silva mantiene sus virtudes, que son muchas: un ritmo narrativo envidiable, oficio a espuertas, personajes que resultan creíbles, un estilo ligero que esconde cargas de profundidad y acción -no necesariamente bélica- que no cesa. De sus defectos, en cambio, no hay apenas rastro en esta novela, de manera que El nombre de los nuestros se convierte, de largo, en su mejor novela.

Años más tarde Silva ganó el Premio Primavera con una obra de temática similar, Carta blanca, que si bien empieza con similar tensión acaba diluyéndose y convirtiéndose en una historia de amor cursi. Así que nos quedamos con El nombre de los nuestros. Echadle un vistazo, que no os arrepentiréis.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡La he leído!! Me lo apunto, tiene muy buena pinta y además Silva es paisano.
Me siento como la niña repipi prime de la clase.

Anónimo dijo...

Me colé, no es paisano, no sé por qué me dio por ahí... cate total.

José Antonio Palomares dijo...

Ser el repelente niño Vicente no es malo, aunque tenga mala prensa, y conlleva muchas ventajas. Mira Gallardón, por ejemplo.

Silva, en efecto, no es de la tierra que ha dado a Fernando Alonso, sino de Getafe.

Ricardito ëmore dijo...

Hay algo que no entiendo:

"!La he leido!" "Me la apunto, tiene muy buena pinta..."

Pero Cayetana... ?La has leido o la has leido en sueños?

Jose, gracias por la recomendacion; una mas en la lista de cosas que hacer para cuando tengamos tiempo.

Pregunta: ?Cuanto tiempo te dura una novela, como por ejemplo ",,,"Fuco Lois"? Yo la acabo de terminar esta semana pasada, despues de un mes; eso si, es que leer , leo muy poco ya, sobre todo porque como tengo que leer cosas de mi trabajo, me da mala conciencia leer otro tipo de literatura: asi que no leo y pongo la tele :P

kali dijo...

Yo, que soy de Getafe, he leído Carta Clanca y tengo que decir que no me pareció nada cursi. Más bien muy dura. Hay una escena en la que un grupo de soldados españoles violan a las chicas de una familiar árabe que no te deja el estómago nada cursi... Así que ni me acercaré a El nombre de los Nuestros.
Prefiero las aventuras de Bevilacqua. Odio las novelas que hablan del ejército, será mi vertiente pacifista. Por ejemplo no me pude terminar Ardor Guerrero de Múñoz Molina. Sin embargo, adoro Apocalypsis Now y no me gustó El Corazón de la Tinieblas. Seré bipolar.

José Antonio Palomares dijo...

Ricardito, ¿te has terminado Fuco Lois y lo más que se te ocurre decir es que te lo has terminado?

Soy lector muy rápido y además le intento buscar tiempo -muchas veces sin éxito. El nombre de los muertos me lo leí en día y medio, pero estaba de vacaciones. Lo normal es más o menos una semana. Claro que depende de tantas cosas que me da hasta pereza escribirlas.

Kali, me refería a que hay dos partes en _Carta blanca: la primera es en la guerra de Marruecos y sigue los pasos de _El nombre de los muertos_. Luego, si mal no recuerdo, la acción avanza a treinta años después y narra una historia de amor tirando a ñoña. Pero la recreación de la guerra es, en efecto, dura.

Tartamundos Trotamudo dijo...

Yo soy fan de Lorenzo Silva (sobre todo de las del sargento Bevilacqua). También me leí esta de "El nombre de los muertos" y me encantó.

Es muy dura, pero también muy realista. Hay que recordar que está basada en historias que le contó a Lorenzo su padre (o quizás su abuelo) y que vivió de cerca. Quizás eso es la causa de que el estilo sea menos truculento de lo habitual.

Ricardito ëmore dijo...

Ah! Para eso hay que visitar el Blog de Fuco Lois!

José Antonio Palomares dijo...

Eso, visitadlo. Está a la derecha, en la página inicial del Cerdo agridulce.

Pero si no os apetece yo os hago un resumen: parece que le ha molado.

Anónimo dijo...

Ricardito, quería decir que leí la reseña, que este Palomares se cree que sólo leemos los posts con fotos de gente buenorra y que somos unos incultos impresentables que no leemos nada de papel.

Anónimo dijo...

Me apunto la reseña y esta tarde hago visita al fnac.
Y ahora, a ver si hay más reseñicas de estas, que molan.

Un placer encontrar este blog (vengo del bló de la sita de arriba, la de los pelos revueltos).

Saludos!

José Antonio Palomares dijo...

¡Hola! Bienvenida, yo también me he pasado por el tuyo, pero sigilosamente. Si trasteas un poco por el blog podrás encontrar otras reseñas -más o menos una a la semana-. Deberíamos implementar un sistema de esos de tags para facilitar estas cosas, pero haciendo una rápida búsqueda, entre otras hemos hablado de P.D. James, Connie Willis, (en varias ocasiones), John Irving, Patricia Highsmith, Marian Keyes Sánchez Piñol y por supuesto ese demiurgo lleno de talento que es José Antonio Palomares, que es lo que te recomendamos que compres porque tenemos una hipoteca que pagar. Y que está bien, qué caramba.

Ricardito ëmore dijo...

jijiji, vale, vale, Cayetana ;)

Por cierto, Palomares, (?Palomares? eso no, Jose)

Decia, jose...?Para cuando una reseña al maeztro Tolkien? Queremos una reseña buena, pelotari a mas no poder, y que nos ponga los pelos de punta como debe ser, que si no, te cerramos la weberia esta :D

Antes de leerme Fuco Lois, me lei el Hobbit en ingles (lo consegui por 50 centimos), y me parecia que estaba leyendo poesia. Uno que es inculto, pero...ayns! que diferente a otros escritores de ciencia ficcion malos malos (Salvatore, Stackpole...)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...