miércoles, mayo 03, 2006

De vuelta en Madriz

Ya estamos de nuevo aquí, a pesar de las alergias (cada vez que salgo al campo me acuerdo de esa escena de El malvado Carabel en la que el protagonista sufre un ataque porque el pobre no está acostumbrado al aire puro del campo).

Lo mejor de no ir al colegio, aparte de no soportar a los matones que te quitan el donut del recreo, es que no tengo que escribir una redacción titulada Mis vacaciones, pero en deferencia a los visitantes del blog os diré que nos ha hecho buen tiempo (muy bueno), que hemos dado largos paseos, que hemos visto varios burros, que nos hemos puesto finos de ornazos (le quitamos la hache para que engordara menos) y que ayer cuando volvimos no pillamos atascos porque salimos tardísimo; que llegamos a la una de la mañana.

A ver qué tal se da este mes.

1 comentarios:

Angua dijo...

Ah! el mes de mayo...
Nací yo, nacieron mis hijos (hablando de burros, yo delante para que no me espante) y encontramos a mi perra hace 12 años un 12 de mayo.
El mes de las flores, de la primera tarde que huele a verano, del granizado de limón, del festival de San Sebastián, nacen los pajarillos, y todo se llena de color y luz.
Repleto, preñado, de puentes y fiestas, San Isidro, el 2 de mayo (esos franceses corriendo despavoridos), el día del trabajo que no se trabaja, y que viva la Pepa!
Mi mes favorito del año, ni siquiera las monjas con su manía de hacer exámenes en mayo consiguieron fastidiármelo nunca, y eso que lo intentaron a modo.
Al pensar que estamos en mayo me siento más feliz, con un pie en el cabo de Gata, se me abren los poros y las carnes ya que mal se nos tiene que dar, Palomares, que aunque no sabemos cómo ni por qué, ya estamos en MAYO :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...