jueves, mayo 25, 2006

Serie Grandes Cuartos de Baño

La tradición dicta que los creativos que vuelven a Madrid desde el Festival de Publicidad de San Sebastián, que se celebra en estos días (ahora se llama El Sol porque no es un festival sólo nacional, sino iberoamericano) paren en Lerma a comerse un cordero para celebrar los premios que han obtenido o para terminar con un buen sabor de boca si no han sacado nada. Eso suponiendo que sobrevivan a la resaca del domingo, claro.

Para el viaje de ida a San Sebastián, en cambio, la parada técnica se hace tradicionalmente en el Hotel Landa, a las afueras de Burgos. El Landa es un hotel lleno de cacerolas y trofeos de caza en las paredes, con mucha vegetación por fuera y mucha piedra por dentro, donde los camareros, que son legión, van vestidos con trajes que les quedan pequeños.

-No, que es que los trajes son así, cortos de talle.

Ah, vale. Son como mayordomos ingleses de rojo. El bar tiene unos sillones de cuero que te hace pensar en Agatha Christie, no sé por qué -igual por los mayordomos, claro-. De hecho te pasas el rato esperando que en cualquier momento aparezca de entre las sombras un Trastámara y te apuñale en el tercer espacio intercostal.

En fin. El Landa es famoso entre los publicitarios porque sirven unas estupendas raciones de morcilla (que te acompañan el resto del viaje a Donosti, hasta que son sustituidas en la boca del estómago por el txangurro) y por sus estupendásticas croquetas, que tenían fama de estar entre las mejores nacionales. El otro día, camino de Logroño, paramos en el Landa, y pedimos croquetas:


Para cuando quise hacer la foto, quedaba sólo esta.

Las croquetas siguen estando para ponerles un piso, pero me parecieron esta vez muy caras: son seis o siete croquetas pequeñas (tamaño primera falange del pulgar) que se cobran a seis euros. Vamos, que se pasan tres pueblos.

Claro, se te quitan las ganas de parar en el Landa. Pero entonces te vas al cuarto de baño a lo que las abuelas llamaban hacer aguas menores y ves esto:



¡Ahora todo tiene sentido! La gente no pasaba por el Landa para comer croquetas, sino para ir al cuarto de baño. No es comparable, puestos a mear, entre hacerlo en la gasolinera de Repsol y hacerlo aquí.

Así que ya sabéis. Si vais camino a San Sebastián, haced una parada en el Landa y visitad su cuarto de baño. Y ya si eso, pues pedid unas croquetitas.

7 comentarios:

Rebeca Rus dijo...

Jo, pues si hubieras visto el cuarto de baño de señoras hubieras flipado en colores. Muchísimo más señorial, muchísimo más impresionante... y con una señorita que te alcanza toallas para que te seques las manos. Como si estuvieras en el Ritz pero en Burgos. Ah, ya de paso os recomiendo comer en el Landa, en el restaurante en vez de probar la morcilla. Es otro cantar.

José Antonio Palomares dijo...

No, si también entré, pero me ha parecido que sería poco elegante decirlo y además estaría descubriendo mi juego.
No estaba mal la de las toallas, no.

Rebeca Rus dijo...

Pero si la de las toallas parece mi madre...

José Antonio Palomares dijo...

Me habré confundido con un anuncio de Axe, entonces.

Anónimo dijo...

Hace bastante tiempo estuve en el Landa. Paramos allí porque nos pilló una tormenta de nieve. Creo que era un cinco estrellas, justificados quedan los precios. Allí vi a José Luis Moreno. O el fajín disimula mucho la tripa o se acababa de pegar una de esas comilonas en las que te tienes que bajar hasta la bragueta.

Carmona Dixit.

José Antonio Palomares dijo...

Sí, el sitio es de postín, pero o han descendido el número de unidades de croqueta, o ha bajado el tamaño de cada unidad o ha subido desmesuradamente el precio o las tres cosas a la ve, porque antes me parecía razonable y ahora no.

Claro, también es que antes yo iba invitado y ahora no: ahora soy el que pago y por eso se me ponen los pelos de punta.

Ricardito ëmore dijo...

Argggg...Croqueeeeeetas!!! Cuanto se echan de menos!! Tendre que probar a hacer las mias propias!! :(

burgos siempre ha sido muy refinado por lo que recuerdo que me decian (yo cuando fui era muy pequeño), auqnue apenas me acuerdo. Eso si, recomiendo ir a Silos y alrededores, que las raciones de morcilla estan muy bien, y hay un motelito/hotelito justo enfrente que tienen bañera con pompitas (no se por que lo llaman Jacuzzi), y mucho mas baratito que Landa, por lo que parece.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...