martes, octubre 31, 2006

Uno de los mejores anuncios de la Historia

Creo que sería incapaz de elegir el mejor anuncio de la Historia, al igual que soy incapaz de elegir el mejor libro o la mejor película. Es una definición demasiado categórica como para sentirnos cómodos con ella. Sin embargo sí tengo más claro que hay algunos anuncios que están entre los diez mejores de la Historia. El que os presento hoy es uno de ellos. Fue el gran triunfador de Cannes en 1999 y como todas las obras maestras marcó un antes y un después. Tuvo cientos de imitadores -aún estamos sufriendo los efectos- sin que ninguno alcanzara la contundencia del original, cambió muchas de las reglas publicitarias y aún mantiene, siete años después, suficiente frescura como para que me ponga los pelos de punta. Es la campaña para el periódico inglés The Independent:




Ha pasado mucho tiempo. Por aquel entonces aún éramos capaces de creer en el Periodismo. Hoy, francamente, no sé si es un ideal obsoleto.

14 comentarios:

kali dijo...

De acuerdo contigo en que ha sido una de las mejores campañas de publicidad de los últimos años, sobre todo porque el anunciante era un periódico, pero no deja de ser una campaña de lavado de cara. El Mundo podría firmar algo así, sin despeinarse y sería de risa que alguien en Dinamarca o en Japón pero sin conocer el periódico dijera que El Mundo es una pasada, porque ellos sí que hacen "periodismos de verdad". ¿te imaginas? Tú eres publicitario, tú sabes que una cosa es que seas capaz de vender una imagen de una empresa y otra muy diferente que la empresa se corresponda con esa imagen que has vendido de ella.
Sólo me retracto si dices que eres suscriptor de The Independent.

José Antonio Palomares dijo...

Ja, ja, ja. Es cierto, puede que todo sea mentira.
Pero yo no digo que que el Independent sea la polla, sino que en aquel entonces (el 99) me lo podía creer porque sobre el Periodismo podíamos mantener ideales y ahora si saliera no, porque he perdido la fe.

No he leído nunca el Independent, sabes bien que yo soy de Guardian y Economist -que un día, por cierto, habalremos de la estratosférica publicidad de estos últimos-.

Luisru dijo...

Pues yo en el 99 ya había perdido la fe en el periodismo (a lo mejor aguantó hasta el 2000 como mucho). El anuncio es muy bonito, pero una obra maestra... Será que no entiendo lo bastante de publicidad, porque todavía no he visto ningún anuncio que pueda calificar como obra maestra.

José Antonio Palomares dijo...

Obra maestra de la publicidad, claro.

kali dijo...

Es evidente que en el 99 eras muy joven, muy crédulo y creo recordar, muy delgado...

José Antonio Palomares dijo...

¡Qué flaca es la memoria! Lo único flaco, en el presente.

Sí que era joven yo, aunque nunca se me ha podido calificar de delgado más que en comparación con Demis Roussos, por ejemplo.

tirkha/MAP/Miguel Angel dijo...

Hombre, es bonito, pero no sé... como decía Luisru "debe ser que no entiendo lo bastante de publicidad".

Me ha recordado al anuncio de cocacola, el de "para los altos, para los bajos"

Luisru dijo...

¡Argh! El anuncio ese de la Cocacola era horrible¡¡¡ No me diga, Sr. Palomares, que es una obra maestra de la publicidad o, peor aun, que lo perpetró usted.
A lo que me refería con lo del concepto de obra maestra es a obra maestra del audiovisual, en plan cortometraje ¿no? ¿Se refiere a algo que puedes ver sin cansarte una y otra vez? Recuerdo un anuncio con Catherine Zeta Jones que...¿O a un anuncio que consiga que el producto venda de manera exhorbitante? Me estoy liando, lo dejo.

José Antonio Palomares dijo...

The Independent no se parece nada al anuncio de Coca Cola, excepto en que usa frases cortas. Ni tono, ni estética, ni intención ni nada.

Dentro del género cinematográfico, ¿por qué Ciudadano Kane es una obra maestra y La hoz y el Martínez no? Porque es una obra trascendente, abre nuevos caminos, aprovecha todas las posibilidades del medio, está ejecutada impecablemente y difícilmente se te ocurre cómo mejorarla, etc.

Pues lo mismo pero aplicado a publicidad: aprovecha todas las posibilidades del medio, supone un cambio brutal respecto al resto de anuncios y abre nuevas formas de comunicación (publicitaria), está ejecutada impecablemente, etcétera. Es todo lo perfecto que puede llegar a ser un anuncio. Que igual no es mucho si lo comparamos con otras cosas, claro, pero dentro del sector marca un ideal al que debemos aspirar.

No hice yo lo de Coca Cola, que me parece un buen anuncio destruido por la saturación. Es digno de admirar con qué pocos elementos, usados de una manera inteligente, se puede conseguir decir algo relevante, que la Coca Cola es para todos. Vamos, que con una muy buena idea no hace falta el dinero (bueno, a veces sí).

José Antonio Palomares dijo...

Me siento como un carpintero que hablara de una puerta y dijera que es una obra maestra.

¡Pero si es una puerta!

Me he acordado de pronto, asociación libre de ideas, con ese chiste de Woody Allen.

-El sexo es una experiencia vacía.
-Pero no me negarás que, dentro de las experiencias vacías, es una de las mejores.

Ricardito ëmore dijo...

Estoy con Luisru y Kail Katarn. que en el 1999 pudieras confiar en el periodismo lo significa lo "inocente" que eras/mos. Es casi como decir que se podia confiar o creer en lo que dicen los politicos. yome acuerdo de que ne vez de estudiar, en la biblio me ponia aleer el Jueves, el Mundo, El Pais y Diario 16 y acababas bastante confundido (por utilizar un eufemismo). Y no digamos al leer el ABC de mi abuelo.

Eso si, en el sentido que no eran tan escandalosas y barriobajeras las formas y los tonos de la epoca, esa era una impresion que uno podria tener (que el periodismo de hace 7 años era algo mas...periodismo). Pero simplemente una impresion. Entre marcheseseñorGonzalez, señores X, los hermanos Guerra y 13 Rue del Percebe, la cosa estaba tambien calentita incluso mucho antes del 99.

Por cierto, el anuncio bien. Pero obviamente, no puedo juzgar si es una obra maestra de la publicidad o no. Eso solo lo podeis captar los del gremio.

Anónimo dijo...

El anuncio es buenísimo. Muy intenso, estás deseando que avance y llegue al final para saber de qué se trata.

Luisru dijo...

Jo, qué lección, Sr. Palomares, mi profe de Publicidad no me enseñó tanto en un cuatrimestre entero. A mí es que 'Ciudadano Kane' no me entusiasma, soy más de 'Sed de mal', pero capto la idea. Señor Emore, no sé a que facultad fue usted, pero con la cantidad de revistas que había en la biblioteca de la mía, como para leer el periódico. No sé por qué en aquella época me aficioné al 'Variety', aunque luego dejaron de traerlo, solo debía de leerlo yo. Como dijo otro profe mientras leía 'La Razón', "tenemos los periódicos que nos merecemos".
Yo con lo de la obra maestra me he acordado de aquel capítulo de los Simpson en el que Marge acude a clases de pintura. Su profesor observa como pintan la barandilla de una escalera y exclama "¡puro arte!"

Ricardito ëmore dijo...

Jijiji. O como aquel en el que Homer se hace "artista de moda", con aquella barbacoa que intenta montar....y termina inundando Springfield

A una delas bibliotecas del pueblo, claro; imposible ir a la da la facultad :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...