viernes, enero 05, 2007

Melchor, Gaspar, Basaltar y se cayó

Mi favorito siempre fue Melchor.

De hecho era el único que me parecía un Rey Mago, quizá porque por aquel entonces Rey sólo podía ser el que se pareciera a los reyes de la baraja -qué impacto ha tenido Heraclio Fournier en nuestra educación como país-, y eso descartaba a Baltasar, que además de ser negro (igual no se habían fijado ustedes en el detalle) muchas veces no llevaba barba. Entonces no sabía nada del Rey de Tonga, claro, o habría cambiado de opinión.

Y Mago sólo podía ser el que tuviera barba blanca, no hay mago que se precie sin una larga barba blanca, desde Merlín a Gandalf pasando por Dumbledore. O sea que Gaspar descartado; como mucho podía ser el ayudante, era un tipo poco serio. Demasiado pelirrojo.

Así que si en el reparto de regalos te tocaba Melchor, estupendo. Pero si te tocaba otro, chungo. Porque a saber lo que te tocaba (de regalo). En casa de mis padres debe haber una foto en la que yo tengo cinco o seis años y estoy sonriente en el regazo de Melchor, mientras mi hermano, que tiene tres o cuatro años, llora desconsolado en el regazo de Baltasar -qué hacía Gaspar en la foto, sin niño en el regazo, no lo recuerdo-. Baltasar en el fondo siempre me ha parecido algo siniestro, aunque el contubernio periodístico se empeñe en decir todos los años que es el favorito de los niños. Será eso de lo políticamente correcto. Por lo de la barba.

En fin, que el caso es que no es oro todo lo que reluce (o incienso o mirra). Pero aún así son mejores que el Gordo de la Coca-Cola. Que ese sí que es chungo, y los niños lo saben. Y no voy a hablar de los papanoeles ahorcados y/o ladrones con escalo que inundan las ciudades españolas. Sino de una cosa que encontré, creo, en Menéame. Como pruebas de la acusación traigo aquí algunas fotos de una página que se dedica a recopilar fotos de niños aterrorizados por Santa Claus (qué gente más rara hay en el mundo). Hay cerca de 70 fotos y muchas son desternillantes.

Esta que parece normal al principio, hasta que te fijas en la niña pequeña. Obsérvese que los otros dos personajes ni se inmutan.

Esta en la que al niño se le va a reventar una vena en la frente de puro pánico. Santa le sujeta como haría un secuestrador.


Santa borracho.


Santa planeando algún crimen, una niña que quiere ser su esbirro, un niño al que le están pellizcando y el niño de verde que parece una aparición fantasmal.

Yo sé que ustedes son de Reyes Magos, pero no está de más recordárselo. Pórtense bien el resto del día, que los Reyes Magos lo ven todo. Y váyanse pronto a dormir, que ya se les oye por la segunda planta y si no están acostados no les dejará nada junto a los zapatos.

17 comentarios:

Tartamundos Trotamudo dijo...

Pues mi favorito era Baltasar. Es que me encantaba el olor a betún...

Muy buenas las fotos, y los comentarios.

Pierre Nodoyuna dijo...

Yo una vez hice de paje en el colegio de la hermana de un colega, para repartir los regalos y eso, y como mis dos amigos eran rubios y yo tenía el pelo rizado, me pinté de negro. Pues los putos niños no cogían mis regalos y algunos se iban corriendo.

Espero que se porten bien...

Angua dijo...

Estoy con tartamundos, mi favorito Baltasar, aunque mis hijos prefieren a Melchor, como le pasa a Txiqui.

Bueno, a los que no tenéis hijos, o son pequeños, no sabéis el día que tenemos hoy por delante los que somos papás de niños entre 3 y 9 años. Mucho trabajo por delante. Una misión en la vida. Es bonito aunque agotador :)

Que os traigan muchas cosas, si es que habéis sido buenos *) Os veo en la cabalgata.

Rebeca Rus dijo...

Yo también soy de Baltasar. Por cierto, ayer Julia fue a su primera cabalgata y pese al "medo" del principio, luego el concepto le quedo claro:
"leyes" = "camelos a Julia".
Traducción: "los reyes traen caramelos a Julia".
Y no tiene dos años, señores.

César desde el Canal dijo...

Vale:
ESTOY LLORANDO DE LA RISA con el blog, y entro a los comentarios Y VUELVO A LLORAR.
Mis compañeros de curro ya me tenían por español rarito, pero creo que nunca se han acostumbrado del todo.
Aquí se pueden follar a las yeguas (Rebeca y José Antonio lo saben) pero uno no puede llorar de risa apoyado en una pared.

Os dejo: tengo que repasar todas las fotos....

Ligasalsas dijo...

No os lo vais a creer. La gente va a las cabalgatas con paraguas para trincar el máximo número de caramelos posible.

Y yo que pensaba que en el mercado de Chamartín había visto todo lo que un ser humano puede ver.

Anónimo dijo...

El de Santa borracho es impagable.

Carmona Dixit

José Antonio Palomares dijo...

Ligasalsas tiene razón, no hay como ir a una cabalgata de Reyes para ver lo mejor y lo peor del género humano. Qué luchas despiadadas entre los niños. Qué luchas despiadadas entre los padres. Con qué mala hostia tiran algunos pajes los caramelos. Y qué ilusión en los ojos de los niños (puede que sea el brillo de la codicia, eso sí).

Ligasalsas dijo...

Ha sido tremendo, Alcobendas 2007, pasaban carrozas de diversas asociaciones (A.M.P.As sin h varias, asociaciones de arte y de jubilados varios) y ni un solo caramelo. Cundía el desánimo. Ni la enfermera cachonda -vaya imagen para un cinco de enero- de una de las carrozas animaba al personal (bueno al no infantil sí, para qué negarlo).

Pero en el último momento, cuando la desesperación entre la masa, aparece una última carroza, repartiendo caramelos a porrón -supongo que supervisados personalmente por el ayuntamiento-. Indescriptible el momento, niños con bolsas, padres repartiendo codazos... Yo mismo intentando agacharme a por uno, pero por desgracia antes de que hubiera agachado mi corbejón -o corvejón que nunca lo he sabido- más de 20 grados había tres niños y dos ancianas que se peleaban por mi deseado caramelo de coca-cola.

Lo he compensando con las caras de ilusión de los niños viendo a los lunnis, qué flipe.

cayetana altovoltaje dijo...

Yo me crucé con la cagaldata ayer cuando fui a comprar los regalitos para la familia (a las 8 de la tarde del día 5, que si no no hay emoción), y no vi ningún caramelo, pero sí a un Baltasar pintado, para variar. Al lado de una calle que siempre está llena de negros vendiendo pañuelos y topmanta.
Creo que los caramelos los prohibieron a raíz de que gentuza como yo se dedicara a devolvérselos a los reyes, con puntería.
Impagable la colección de fotos. Os recomiendo la película "Bad Santa" (no sé si se llegó a estrenar en España).

Emilius dijo...

Vaya... llevo 30 años convencido que el de la barba blanca era gaspar... :'-(

Morena dijo...

Anda que no hacía ilusión cuando era pequeña ir a la cabalgata :) y ver al rey baltasar... buen blog el vuestro, besitos!!

mila dijo...

Pues a mi me molestaba no ver nunca camellos. ¿por qué iban en carroza como cutrecenicienta? Yo quería ver camellos y no había manera. Pero luego te hacían dejarle leche en un platillo "para los camellos". Y yo no entendía por qué no les dejábamos agua, que venían del desierto y estarían sedientos...

Angua dijo...

A ver, yo dejo agua para los camellos (3 cuencos, uno por joroba) roscón y cava para los reyes (tres copas) y 3 platos, notas en el arbol de navidad, y mis hijos me han pedido algo para que coman los camellos el año que viene.
Leí no sé donde que Juanjo Puigcorbé salía a la calle (masía en el Ampurdán, obviamente) y marcaba con herraduras el camino, para que pudieran verlo sus hijos por la mañana.

Angua dijo...

Bad santa es la del ex de Angelina Jolí, verdad? Esa que no deja de decir tacos, follarse a gordas y emborracharse vestido de Papá Noel?

Esa le molaría al Txiqui seguro :)

Rebeca Rus dijo...

Cuando yo era pequeña mis abuelos Isidoro y Ascensión montaban un show en el patio de su casa: lo ensuciaban todo y lo llenaban de huellas y luego se pasaban todo el rato protestando por la que "habían montado" los camellos cuando entraron. Todos los años cuando dejábamos su casa mi abuela se quedaba "limpiando" el destrozo. ¡Qué majos!

tirkha/MAP/Miguel Angel dijo...

Aun tengo pesadillas con esa foto (porque sí, yo soy el "hermano, que tiene tres o cuatro años, llora desconsolado en el regazo de Baltasar"

Por cierto, yo he visto a padres con niños a hombros dejar caer al niño para recoger un caramelo. Impresionante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...