lunes, enero 15, 2007

Globalización del chocolate

Un día fuimos a comer a un sitio de Madrid llamado La Finca de Susana. Es un local amplio con un montón de mesas en el que se ofrece cocina moderna a precio muy ajustado -una estupenda relación calidad precio-. En el apartado de postres había uno que nos llamó la atención. Se llamaba Chocolatísimo y la carta decía que había que pedirlo con 15 minutos de antelación.

Hay pocas cosas que me gusten más que las croquetas; el chocolate es una de ellas. Así que pedimos el postre y no nos defraudó. Era una especie de bizcocho-magdalena de chocolate relleno de chocolate caliente en un plato con la mitad de chocolate negro y la mitad de chocolate blanco. Tenía pinta de ser realmente difícil de preparar, porque parte estaba caliente, parte estaba frío, la elaboración no era de estas que salta a la vista cuando la ves. Yo recelo de estas cosas complicadas, me parece que hay muchas oportunidades para el fallo, soy así de desconfiado. Y más si salen baratas, sobre todo tras La Aventura del Restaurante Misterioso. Pero vaya, tenía tanto chocolate por todos lados que así es muy difícil fallar, y no fallaron: me encantó el plato.

Es en defensa propia: si no te lo comes tú a él, él te come a ti.

Un par de meses más tarde fuimos a un sitio llamado La Gloria de Montera, y oye, tenían un postre que se llamaba Chocolatísimo. Lo pedimos con nuestros quince minutos de anticipación y claro, era el mismo. Digo claro porque los propietarios de La Finca de Susana y La Gloria de Montera son los mismos, y las cartas casi iguales. O sea que es normal que ofrezcan lo mismo.

Y luego un día estuvimos en el Café Óliver, que ya ha salido por aquí a causa de su brunch, y no adivinarán en la vida el postre que tenían en la carta. Ah, pues sí lo han adivinado. El Chocolatísimo, excepto que no se llama Chocolatísimo, sino Bomba de Chocolate. Que también suena a que te va a gustar, no lo niegues. Y sí. Igual. O sea que no debía ser tan difícil cocinarlo.

Y luego fuimos al Bazaar y como son del mismo grupo que la Gloria y la Finca, pues ya sabíamos qué había de postre. Y lo pedimos, claro, nosotros no descuidamos las costumbres.

Y una noche fuimos a cenar al Gaztelupe, que es un restaurante vasco de los de toda la vida, ¿y tenían el Chocolatísimo? Pues no, tenían el Soufflé caliente-frío de chocolate. Lo pedimos y era un Chocolatísimo disfrazado de francés. Y aquí ya no ponía lo de los quince minutos ni leches.

En resumen: el postre de chocolate conocido como Chocolatísimo se extiende con mayor rapidez que el mejillón tigre. Puede que sea porque un virus mutante obliga a los cocineros de todos los restaurantes a hacer chocolatísimos. O porque ha salido en un programa de Arguiñano sin que yo me entere y todo el mundo sabe hacerlo. O que la estandarización de los gustos llega a cosas tan estúpidas como un postre de chocolate de aparente difícil elaboración. Ahora lo raro es que vayas a otro sitio, pongamos La Gamella, pidas la Muerte por chocolate y no te traigan un Chocolatísimo sino una tarta fría de chocolate con forma piramidal. ¿Pero qué estafa es esta?

Que no me estoy quejando, a mí el Chocolatísimo ese me encanta (si lo hay lo pido), pero, ¿no es un poco raro que en todos sitios nos den lo mismo? Como si lo ofrecieran como número 1 de un fascículo coleccionable. Cualquier día de estos entras al McDonalds y de postre te ponen un Chocolatísimo. Veo un futuro en el que habrá un Chocolatísimo en cada restaurante. De hecho pedirás tarta de limón y te traerán Chocolatísimo. "No, es que no sabemos hacer otra cosa". Nuestra vida será una continua degustación de Chocolatísimos. Menos en casa de mi madre, que el suflé siempre se le hunde. Y al final acabas comiendo fruta de postre. Con lo poco que me gustan los kiwis, mamá.

32 comentarios:

Javier Romero dijo...

En el McDonalds no sé, pero en el Gino's si que tienen Chocolatísimo de postre.

José Antonio Palomares dijo...

Uf, hace años que no vamos a un Gino's.

Tartamundos Trotamudo dijo...

El final de la entrada me recuerda a aquel eslógan, "Dentro de poco todo el mundo tendrá un Galloper"... ;-)))

A ver si llega la moda del Chocolatísimo a Valencia, que aquí todavía no lo hemos probado.

cayetana altovoltaje dijo...

En Asturias tampoco lo he visto, aunque casi que mejor.

César desde el Canal dijo...

Vale, desde acá os digo que ese postre lo enseñó a hacer, por tv, la hermana de Arguiñano. Así que algún libro habrá publicado, de título: "postres de la hermana de Arguiñano, que también es Arguiñano", con varios tomos, y en alguno aparecerá el Chocolatísimo.

Y para no ser/sentirme menos: en el restaurante del Casino de Alcalá 15 hay un postre que hay que pedir AL PRINCIPIO, antes de empezar a comer. Eso sí, es un nido de caramelo, no tiene chocolate.

¡Buen provecho!

José Antonio Palomares dijo...

Joer, y yo que decía lo de Arguiñano como inocente chiste. ¡Los payasos estamos más cerca de Dios!
Buscaré el libro de la hermana de Arguiñano para regalárselo a mi madre.

¿En Panamá hay Chocolatísimos? Nunca hemos hablado de la gastronomía panameña. ¿Qué se come?

En Valencia y Asturias podéis sobrevivir sin el Chocolatísimo, ya hay suficientes cosas que engordan.

Hugo Martínez Abarca dijo...

Hola, te escribo aquí en plena campaña electoral del concurso de blogs de 20 minutos. Mi blog, III República (http://3-republica.blogspot.com ), se presenta y estaría encantado de que lo visitaras y, si te gusta, lo votaras. Y si en vez de votarlo, lo que te apetece es leerlo de vez en cuando, estaré igualmente encantado.
Perdona las molestias, pero las elecciones son así…
Un saludo,
hugo
PD Si decides votarme, puedes hacerlo en http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/busqueda/III+republica/

César desde el Canal dijo...

Tenemos un país con una variedad geográfica y cultural envidiable. Y 2500 años de civilizaciones dejando su impronta.
Y todo esto tiene su reflejo en la gastronomía...
J.A., no puedo responder a tu pregunta porque si sigo escribiendo, las babas acabarán royendo el teclado.
(Sí, como los perros de "Pablo", que dice Woody Allen).

Crónicas de Sepelaci dijo...

Por Valencia, quizás, pero en Onda, Castellón, hace falta el Chocolatísimo, pero ¡YA!

No haber leído este post antes de ir a Madrid, leches...


De todas maneras, paramos por la Pastelería América II, en Atocha, y lo que allí cogimos, chico, era para recordarlo... Estoy por ir mandando mensajeros semanalmente para irme trayendo una cajita de delicias de las de allí.

Un saludín

Ligasalsas dijo...

Este postre es un plato mítico -creo que de los 80- de un gran cocinero francés que se llama Michel Bras.

Y si os gusta mucho, podéis encontrarlo en la tienda de Congelados de La Sirena. Veinte minutos a doscientos grados, tal cual viene y zas... el mismo postre que se puede comer en tantos y tantos restaurantes -probadlo con un poco de helado de vainilla-.

José Antonio Palomares dijo...

Qué control, Ligasalsas. Claro que ya apuntabas maneras en el blog de Maribona :-)

Apunto lo de La Sirena, que además creo que va por el camino del que hablo en la entrada. ¿No es increíble que un plato que hace veinte años era propiedad de los que podían disfrutar de la alta cocina ahora no sólo esté en la mitad de los restaurantes de Madrid sino que se pueda encontrar como producto industrial de una marca de congelados?

¿Cuánto tardaremos en encontrar la tortilla deconstruida en La Sirena?

AnaCCapote dijo...

He visitado tu blog, y me parece bastante interesante,
Te invito a visitar mi blog www.anaccapote.blogspot.com y si te gusta, votame en el siguiente enlace:

http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/busqueda/El%20Universo%20de%20Anita%20en%20color%20Beige/

Saludos¡¡¡¡

pequeñoIbán! dijo...

Estoy fascinando por lo de la globalización del chocolate, aunque confasaré que me ha recordado inmediatamente a la mortadela con forma de Mickey! ¿Te acuerdas?

Un saludo!

Angua dijo...

Desde luego, dónde vamos a ir a parar. En Atenas he comido yo el chocolatísimo ese hace 15 días.
La globalización del congelado apesta.

Txiqui, cuándo acaban las elecciones? Por que estoy hasta los mismos de esos que finjen leer el blog para ver si les votas, brrrrr

Un inciso, crónicad de sepelaci, cuando dices Atocha te refieres a la calle Atocha? a qué altura? O te refieres a la plaza de Carlos V. Lo digo porque mis hijos van al cole en Atocha y no conozco la pastelería que dices.

José Antonio Palomares dijo...

¿Mortadela con forma de Mickey? Ni idea, en nuestra casa la mortadela no entraba: nosotros éramos de chopped.

Angua, pensaba que ibas a hablar de las 8 Texturas de chocolate. Tal vez contemos esa historia y la de la tortilla deconstruida otro día.

Las elecciones acaban en abril, creo, o sea que va para largo. En próximas fechas volveremos a hablar del tema, porque está siendo vergonzoso. Creo que voy a empezar a borrar los comentarios de ese tipo que dices. Ya que son spam, los trataré como spam.

césar desde el canal dijo...

Vale, confirmo:
-existe la mortadela con forma de mickey
-existe una pasta para sopa con forma de "princesas disney" (anda, escribe un blog sobre esto)
-existe una copa similar a la tortilla deconstruida pero con trufa en el fondo. Y sí, sabe y huele a establo de vaca.
-y está el sancèrre, que hay que decantar porque huele a "caballeriza" (¿os acordáis?), y encima en cuanto os equivoquéis de temperatura, deja de oler a caballeriza, que es la gracia.

Rebeca Rus dijo...

El sancérre (un vino estupendo con el que nos premió César una noche de charla y risas) huele a caballeriza pero no sabe a boñiga para nada. Doy fe y lo recomiendo fervientemente.
Respecto al Chocolatísimo de La Sirena, ahora sabiendo que existe, correré a comprarlo porque Jose se merece alegrías de vez en cuando... (una hija de menos de 2 años no da para ir a muchos restaurantes a comer muchos Chocolatísimos). He de decir en favor de los congelados de La Sirena que lo intentan... y, a veces, lo consiguen.

césar desde el canal dijo...

Rus, ¡desvelando intimidades!
:-)
La tortilla deconstruida se sirve en copa, y lo que sabe y huele a establo de vaca es una copa (con diferentes sabores y texturas en paralelo) similar que tomé, con trufa "auténtica" en el fondo.
Es similar porque la tortilla deconstruida se sive en copa y al fondo, tiene una cebolla caramelizada.

Ok, la próxima... ¡otro Sancèrre!

Ricardito ëmore dijo...

que yo recuerde, en el Gaztelupe, ademas del nombre afrancesado, te ponian poca comida y una buena hos..a al bolsillo: comida afrancesada. ?no se llamaria "Muerte por cuentalisima" el postre?

José Antonio Palomares dijo...

¿El Gaztelupe del Praderón?
Buen recuerdo en cuanto a la factura, pero las raciones no eran escasas.

Ricardito ëmore dijo...

pos no se las raciones, pero los platos de comida, hace unos años no, pero unos años despues si que lo eran, y bastante afrancesadas...claro que unois años de unos años despues (usea, por lo menos hace 4 que no voy) pos ya no se. :P

Angua dijo...

Dios mío, vas a contar lo de las 8 texturas de chocolate y la tortilla deconstruída?

:))))

Espero que no sea la parte en que le pasé a la agencia la nota de gastos jajajaja

Dr. Malcolm dijo...

txirimiri, en la calle general díaz porlier 91: allí se llama tapón de chocolate. monumentallll

Anónimo dijo...

¡ Dios mio, acabo de engordar leyendo todo esto !

Ligasalsas dijo...

El Gaztelupe de Sanse desde que se les fugó su jefe de cocina 500 metros más adelante ya no es lo que era...

José Antonio Palomares dijo...

¿Cuándo fue eso? ¿Y a dónde?

Ligasalsas dijo...

José Antonio, Jesús Alcalá fue el jefe de cocina del Gaztelupe hasta hace creo que cuatro años. Ahora oficia -como jefe de cocina y participando en el negocio- en el Faro Norte junto con Oscar Lurueña que también se "fugó" con él.

También ofrece el "chocolatísimo", pero está mejor que el de La Sirena...

Ah y su pichón en dos cocciones es uno de mis platos favoritos en Madrid, escuela Goizeko Kabi, escuela de Jesús Santos.

José Antonio Palomares dijo...

Apuntado, muchas gracias.

Lo de pichón en dos cocciones es imposible que esté malo. Es que es ya sólo pronunciar la palabra pichón y se me hace la boca agua.

laurina dijo...

HOla! el postre como anteriormente es un invento de Michel Brass, y se llama coulant, así que no es nuevo, buscar la receta en google, hay una muy sencilla y sale riquísimo!

Anónimo dijo...

Como la bomba del Aliver... el chocolatísimo de la vulgar cadena esa de restaurantes se queda en una chorrada para niños...

ESTHER dijo...

he ido muchas veces a la Gloria de montera y solo una vez pude comerme un chocolatisimo, siempre se acaban!

Un besito

visperas dijo...

Otro sitio donde comerlo: la cadena Wok. Allí se llama "coulant de chocolate con helado de té verde". De momento, el mejor que he probado :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...